Precio del carbón colombiano ha subido casi 60 por ciento este año

Este martes se pagaba la tonelada a 76 dólares en los puertos europeos, pero en las terminales marítimas de la costa caribe no ha subido igual.

Drummond

El carbón es el segundo producto de exportación del país, con una media de 80 millones de toneladas anuales y una producción de 85 millones.

Archivo particular

Economía
POR:
Portafolio
octubre 18 de 2016 - 10:11 p.m.
2016-10-18

Al igual que los precios del petróleo, el valor del carbón térmico ha aumentado de manera considerable en los dos últimos meses, lo que ha llevado a que la tonelada de este mineral colombiano a nivel internacional se haya valorizado cerca de 60 por ciento desde comienzos de año.

El indicador Platts mostraba este martes que el carbón colombiano puesto en el puerto de Amsterdam tenía un valor de 76 dólares la tonelada, es decir, 58,5 por ciento más de lo que costaba en enero de este año: 44,50 dólares.

Pero esto no quiere decir que sea el mismo precio de referencia puesto en puerto colombiano, que siempre está en unos 7 o 9 dólares menos que es el precio de transporte por tonelada a Europa, según estimaciones de la Asociación Colombiana de Minería (ACM), lo que quiere decir que el precio actual es de unos 67 dólares.

De enero a agosto ese precio de referencia para el carbón colombiano aumentó 17 por ciento, haciendo la claridad que el gran incremento de los precios se dio precisamente entre septiembre y lo corrido de octubre, cuando aumentaron casi 20 dólares por tonelada.

Esto causa un efecto directo en las grandes empresas como Cerrejón, Drummond, Prodeco o CNR, que son compañías que negocian con contratos a largo plazo y entre sus cláusulas pueden contar con cambios en los precios del mineral para reajustarlos, asegura un conocedor de la industria.

Sin embargo, los pequeños productores de los departamentos de los Santanderes, Boyacá, Cundinamarca, Antioquia y Córdoba, que negocian el mineral día a día, para alimentar plantas térmicas, cementeras y en general a la industria nacional, no sienten ningún efecto.

Luis Gabriel Chiquillo, miembro honorario de la Federación Nacional de Productores de Carbón, aclara que el valor de 110.000 o 120.000 pesos de la tonelada actual en el mercado local no variará así suba el precio internacional pues no alcanza todavía para que estos puedan exportar. “El valor internacional para hacerle competencia al mercado local (disminuir la oferta) tiene que estar por encima de los 95 dólares la tonelada”, aclara.

Lo mismo sucede en Norte de Santander, en donde la producción de carbón descendió 50 por ciento después del cierre de la frontera con Venezuela, lugar de exportación, y no se ha podido recuperar con la consecuente pérdida de empleos y cierres de minas, sostuvo un dirigente de la región.

Javier García Granados, vicepresidente de Seguimiento Control de la Agencia Nacional de Minería (ANM), explica que del total del carbón puesto en puerto, en promedio un 52 por ciento del valor equivale al transporte, 17 por ciento a la logística y el 35 por ciento al costo de explotación del mineral como tal.

De la misma manera, puntualiza que los ingresos por regalías no cambian hasta seis meses después cuando la Unidad de Planeación Minero Energética (Upme) determina los valores a pagar en regalías e impuesto de renta, los cuales se calculan en base a variables como el volumen exportado, el precio del carbón a futuro, a valor de mercado presente y la tasa representativa del mercado, lo que quiere decir que el aumento en dólares no necesariamente se ve reflejado en estos pagos.

García Granados asegura que ven con optimismo la estabilización de los precios del carbón, “sin embargo es importante aclarar que esta recuperación se debe a factores como la diversificación de los envíos, pasando de la cuenca del Atlántico a la cuenca del Pacifico, un escenario que hasta el año pasado era muy intrascendente en cifras. Esta desviación a su vez causó que los precios del carbón aumentaran en Europa para mantener los envíos a dicha región”.

Santiago Ángel, presidente de la ACM, asevera que a pesar de que los precios del carbón han subido en los últimos meses el promedio de 2016 es todavía inferior al de años anteriores y que se hace necesario rebajar las cargas tributarias para hacer al sector más competitivo.

PRECIO COYUNTURAL, MÁS NO ESTRUCTURAL

La subida de los precios se ha visto estimulada por los recortes de la minería en China, que además necesita carbón para los generadores de electricidad y plantas de acero.
James Wilson, analista de Valores Argonaut, le manifestó a la agencia ‘Reuters’ que los productores de carbón “están tan sorprendidos como los demás en lo bien que se ha comportado el precio del mineral. Los suministros limitados de carbón térmico de alta calidad debe mantener el mercado en buena forma hasta el final del año. Después de eso, será determinado por la respuesta de la oferta, pero para el año entrante el panorama no es positivo”.

Pedro Vargas Núñez
Subeditor Portafolio