Presión sobre el sector cafetero colombiano

A los fenómenos climáticos se suma el incremento en los precios de los insumos y la reducción de mano de obra para las cosechas. 

Café de Colombia

Café de Colombia

Archivo particular

Economía
POR:
Portafolio
julio 15 de 2016 - 12:28 a.m.
2016-07-15

El aumento de los costos y las condiciones climáticas adversas están erosionando la calidad de las cosechas y las ganancias de la industria cafetera colombiana. Por ello, se ha establecido un nuevo fondo gubernamental para apoyar a agricultores locales para revertir los efectos recientes del fenómeno ‘El Niño’.

Las proyecciones hechas por la Federación Nacional de Cafeteros de Colombia (FNC) a mediados de mayo sugieren que, este año, las cosechas disminuirán hasta llegar a estar entre 13 y 13,5 millones de sacos de 60kg debido a cambios climáticos derivados de las consecuencias del más reciente ciclo de ‘El Niño’.

El estimado nivel de producción nacional está por debajo de los 14,2 millones de sacos de 60kg que se dieron en 2015, lo cual supuso el mayor rendimiento en 23 años. De acuerdo a Roberto Vélez Vallejo, gerente general de la FNC, de no ser por ‘El Niño’ la producción podría haber estado este año entre los 14,5 y 15 millones de sacos de 60 kg.
Sin embargo, durante los primeros meses del año, la producción de café en Colombia continuó su crecimiento -con la producción mensual alcanzando los 1,2 millones de sacos de 60kg- aunque los efectos de ‘El Niño’ sí afectaron la calidad de los granos, lo que ha resultado en una disminución de las exportaciones de café.

MÁS RETOS EN EL CAMPO 

La FNC ha advertido del incremento de probabilidad de que el fenómeno ‘La Niña’, que trae climas más fríos y húmedos y el cual se espera que impacte a finales de este año, afecte las cosechas del año que viene, añadiéndose a las condiciones más secas causadas por ‘El Niño’. El Departamento de Agricultura (DoA, por sus siglas en inglés) de los EE. UU. en Bogotá informó que los productores y oficiales locales permanecen cautelosos en lo que respecta al impacto potencial de ‘El Niño’ en el output de la cosecha mitaca, la cual ya se está llevando a cabo. Dicha cosecha es la segundo y menor período de recolecta de los dos más importantes de Colombia.

El periodo de floración para la cosecha mitaca 2016-17 también podría verse afectado por las fuertes lluvias provocadas por ‘La Niña’, que se espera que continúe en la primera mitad del próximo año, según el DoA.

PRECIOS Y COSTOS 

La disminución en los rendimientos y el aumento sostenido de los costos de los insumos, combinado con daños causados por el uso de pesticidas y preocupaciones sobre la calidad de las cosechas, son factores que están impactando a la industria cafetera de Colombia.

Una disminución en la producción mundial por parte de Colombia - el mayor productor de café arábigo suave lavado - así como por parte de otros productores importantes como Vietnam e Indonesia, podría elevar la presión sobre los precios de venta al por mayor y al por menor.

A mediados de mayo, los futuros sobre el café arábica en el mercado de materias primas de Nueva York habían disminuido un 9% durante el último año.

La disminución de la mano de obra disponible se ha añadido a la lista de factores que están afectando a las ganancias, hasta el punto en el que el DoA ha llegado a sugerir que la industria está dejando de ser rentable. “La escasez de mano de obra agrícola y un salario mínimo más alto han incrementado los costos de producción”, decía el informe del DoA.

También hay preocupaciones sobre el daño que puedan causar las plagas, siendo la broca del café más prevalente en las épocas de sequía, lo que aumenta el riesgo de pérdidas de cultivos por infestación si los efectos de ‘El Niño’ se extienden. Infestaciones de barrenadores han alcanzado el 10% en las zonas productoras del centro, amenazando tanto la calidad como la producción de cultivos, de acuerdo con el DoA.

Aunque la producción creció en mayo un 8% anual debido a iniciativas de renovación de cultivos encabezadas por la FNC, las preocupaciones de los efectos de ‘El Niño’ en la calidad de las cosechas se han visto confirmadas.

Las exportaciones de café excelso colombiano disminuyeron un 8% anual hasta los 920.000 sacos de 60kg en mayo. Una consecuencia de la escasez de granos de primera calidad y del aumento de las reservas de productos de menor calidad, lo que a su vez podría afectar las ganancias en los meses que vienen.

A pesar de la disminución anual, las exportaciones en mayo representan un aumento con respecto a abril, cuando dicha cifra se situó en 906.000 sacos de 60kg.

El sector sigue siendo resistente, tras incrementarse las exportaciones en el acumulado de los primeros meses del año un 6% -desde los 4,8 exportados entre enero y mayo de 2015 hasta los casi 5,1 millones de sacos de 60 kg en el mismo período de este año.

FONDO DE ESTABILIZACIÓN 

La FNC tiene un papel central dentro de la industria cafetera colombiana, de procurar el bienestar de los caficultores y actuar como un comprador garantizado -a precios de mercado -para los 500.000 pequeños productores del país.

La FNC se está moviendo para proteger a los productores en medio de la perspectiva global de precios más bajos. En este contexto, la Federación anunció a mediados de mayo que lanzará un nuevo fondo para estabilizar el precio que se paga a los productores.

El fondo, que está previsto empiece operaciones en 2017, tiene como objetivo la implementación de mecanismos de apoyo para asegurar ingresos sostenibles a los productores, así como incentivos para que permanezcan en el sector, aunque Vélez Vallejo les dijo a los medios locales que el fondo no establecerá un precio mínimo por los productos.

La FNC está manteniendo conversaciones con el Gobierno y con agencias internacionales, tales como el Banco Mundial y el Banco Interamericano de Desarrollo, para conseguir financiación externa.

Oxford Business Group
Especial para Portafolio