Privados comienzan las importaciones de GLP

A través de la planta portuaria de Cartagena, se espera traer desde el Golfo de México entre 4.000 y 6.000 toneladas mensuales.

GLP

La infraestructura cuenta con un sistema de descargue y almacenamiento de 700 toneladas.

Cortesía G5

POR:
Portafolio
diciembre 10 de 2017 - 07:32 p.m.
2017-12-10

Hoy, en el puerto de Cartagena, comienza la operación del nuevo complejo industrial para importar gas licuado del petróleo (GLP), más conocido como gas propano, y que, con cuyos volúmenes se busca atender la creciente demanda de este combustible en el país.

(Lea: ‘Hay oportunidad para aumentar el mercado del GLP’)

Con la infraestructura portuaria, se espera importar desde el Golfo de México, entre 4.000 y 6.000 toneladas mensuales de GLP. Las nuevas instalaciones cuentan con un sistema de descargue de los buques al puerto, una capacidad de almacenamiento de 700 toneladas y 5 bahías para llenado de camiones cisterna.

(Lea: El país se está quedando sin suministro de gas propano)

De acuerdo a la capacidad instalada para el almacenamiento de los volúmenes de gas propano que arriben, se han planeado embarques de hasta 1.600 toneladas, lo cual implica una logística importante en materia de descargue, compresión, cargue y despacho de camiones cisternas.

El complejo industrial será operado por las compañía Okianus Terminals y el Consorcio G5, conformado por varias empresas distribuidoras de GLP como Almagas, Chilco, Inversiones del Nordeste, Montagas y Vidagas.

“Para cada importación, hemos dispuesto alrededor de 60 camiones cisternas que cargan el producto, en aproximadamente 30 horas y salen inmediatamente a abastecer los mercados de las diferentes empresas, en todo el territorio nacional”, señaló Juan Manuel Morales, representante legal del Consorcio G5.

En el proyecto se invirtieron alrededor de US$3,5 millones para el montaje de las instalaciones portuarias para transportar GLP desde los buques cisterna con destino al mercado colombiano.

La planta se considera como la primera iniciativa de inversión del sector privado para importar GLP.

“Las inversiones contribuirán al suministro de GLP en el país; las empresas distribuidoras que nos unimos para armar el Consorcio G5, somos parte de la solución al reto de abastecer el mercado colombiano”, enfatizó Morales.

En cuanto al precio del GLP importado, el representante legal del Consorcio G5 indicó que éste será superior al producido en el país.

“Se estima que este sobrecosto no debe afectar de forma notoria al usuario final, porque las empresas importadoras promediarán con el menor precio del producto de origen nacional”, aclaró el representante legal.

Agregó que los volúmenes de GLP importados serán importantes para atender el déficit de demanda, pero reiteró que no alcanzará a cubrir l a totalidad de la misma. “Es una fuente alterna para satisfacer las necesidades del país en el corto plazo, pero la solución de fondo está en que haya más oferta nacional de GLP”, enfatizó Morales.

Y afirmó que lo prioritario es asegurar la continuidad del abastecimiento de gas propano en el país, “este es un combustible con mucho potencial de crecimiento en el sector industrial, agrícola, de transporte y en el residencial. Hoy en día es usado por 11 millones de colombianos y tiene un potencial de cuatro millones más, que todavía usan la leña para cocinar”.

Por su parte, Alejandro Martínez, presidente de la Unión de Empresas Colombianas de Gas Propano (Gasnova) insistió en que no hay otra alternativa que acudir a las importaciones ya que Ecopetrol presenta una serie de restricciones en cuanto a la producción de gas propano.

“El sector entiende y comprende, y creemos que la mejor forma es generando competencia desde la perspectiva del suministro”, explicó.

Con respecto a la infraestructura portuaria, agregó que está ubicada en la zona de Mamonal, y que el complejo no solo va a permitir el ingreso al país del citado combustible, sino que además permitirá el almacenamiento operativo que permita tener esas importaciones disponibles con la mayor rapidez en la medida que se presenten problemas de abastecimiento como el que se ha registrado en los últimos meses.

El dirigente gremial explicó que la planta importadora tendrá un crecimiento modular, “esta es apenas la fase 1, el inicio de la inversión, pero se puede aumentar en una forma sensible en la medida en que el mercado lo vaya solicitando y espera que el mercado lo necesite”.

“Esto es solamente el inicio porque el plan completo tiene diferentes fases para crecer la infraestructura de acuerdo a la demanda del GLP en el país”, agregó Martínez.


Alfonso López Suárez
Redacción Portafolio

Siga bajando para encontrar más contenido