Confegán propone mayor inversión para el repoblamiento bovino en el país

Los recursos parafiscales de la carne y la leche, que entrarán a licitación en dos semanas, deberán usarse para apoyar proyectos productivos.

En 2016, según el Dane, disminuyó la producción de ganado bovino en 5,4% y leche sin elaborar en 3,5%.

En 2016, según el Dane, disminuyó la producción de ganado bovino en 5,4% y leche sin elaborar en 3,5%.

Foto: Bloomberg.

Economía
POR:
Juan Caros Domínguez
marzo 27 de 2017 - 03:25 p.m.
2017-03-27

Los recursos de la parafiscalidad de la carne y la leche no solo deben estar enfocados al programa de vacunación contra la fiebre aftosa, pues cuando el país sea declarado libre de la enfermedad, sin vacunación, el trabajo del administrador de estos recursos deberá enfocarse en otras prioridades.

Esto fue lo que indicó Argemiro Burbano, presidente de la Confederación Nacional de Ganaderos (Confegán). El dirigente gremial explicó que por lo menos dos nuevas actividades tendrán que ejecutarse con los recursos del fondo.

En primer lugar debe organizarse un banco de inversión y se debe trabajar en el repoblamiento bovino del país, de la mano con un incremento de la carga por hectárea”, resumió Burbano sus propuestas.

Vale la pena señalar que su gremio, Confegán, irá de la mano con Ucebul para licitar por la administración de la parafiscalidad ganadera.

Para Burbano, el fondo debe convertirse en un instrumento que ayude a construir la política del sector pecuario, y, de paso, en instrumento financiero para cofinanciar esa política.

Debe organizarse un banco de inversión desde el punto de vista técnico. Hoy, por ejemplo, el pequeño ganadero (que tiene menos de 50 animales) debe tener un acompañamiento para la estructuración de su crédito. Por ejemplo: para pedir al banco $50 millones se gasta no menos de cinco millones en la formulación del proyecto que quiere ejecutar en su predio”, indica Burbano.

“El pequeño productor no debe gastarse todo ese recurso, pues el fondo podría, con mucho menos recursos económicos, ayudarle en la planificación del crédito y hacerle acompañamiento técnico”, asegura el jefe gremial.

El segundo aspecto planteado tiene que ver con un plan de repoblamiento bovino, pues hoy, según el III Censo Nacional Agropecuario (CNA), el país tiene 21 millones de cabezas de ganado.

Para esto, propuso reducir el área ganadera de 40 millones a 30 millones de hectáreas y multiplicar la capacidad de carga de 0,5 a 1,5 animales por hectárea. De forma simultánea, incrementar el hato a 35 millones de cabezas. Esto será a través de planes de inseminación artificial, trasplante de embriones, retención de vientres y suspensión del sacrificio de hembras.

Otra de las propuestas de Confegán está trabajar en la adecuación de las plantas de sacrificio del país al cumplimiento del decreto 1500 (aplazado por séptima vez).

Reclamó también la necesidad de que cada provincia del país cuente con infraestructura de sacrificio y enfriamiento, con el fin de suplir la demanda y optimizar la distribución de la carne. Este sacrificio deberá hacerse de forma técnica para, de paso, incrementar la calidad de la carne y el consumo percápita del alimento en el país.

Juan Caros Domínguez
Redacción Economía y Negocios