Proyectos de energías no convencionales ya son más comunes en Colombia

El 78% de los proyectos de generación de este combustible del país corresponde a las fuentes de este tipo.

Páneles solares LG

Archivo Portafolio.co

Archivo particular

Economía
POR:
Portafolio
julio 09 de 2017 - 07:32 p.m.
2017-07-09

De la capacidad total de los sistemas de generación de energía eléctrica en el país, el 30% corresponde a fuentes no convencionales, pero la realidad es que si bien Colombia es líder en términos de confiabilidad con el esquema regulatorio, está rezagada en la inclusión de estas energías, también llamadas renovables, en la matriz.

Defensores de los sistemas de generación ‘no clásicos’, como el eólico, solar, biomasa y microgeneradoras hídricas, representados en SerColombia, afirman que el actual marco regulatorio, en términos de instalación, no permite la competencia en igualdad de condiciones con las fuentes convencionales. Y recalcan que desde el punto de vista costo-beneficio sería más competitivo el Sistema Interconectado Nacional (SIN) si articulan las no convencionales.

“Se puede estructurar un sistema con fuentes de generación convencionales en temporada de lluvias y no Convencionales en épocas de sequía. Es diseñar una fórmula que haga complementarias ambas plataformas de producción”, indica Alejandro Lucio Chaustre, director Ejecutivo de este gremio.

ESTADÍSTICAS

El Informe de Registro de Proyectos de Generación de la Unidad de Planeación Minero Energética (Upme), al que tuvo acceso Portafolio, señala que –a mayo pasado– de los 418 proyectos de generación eléctrica inscritos, 326 son de energías no convencionales, es decir un 78%.

Sin embargo, esta cifra contrasta con respecto a los números sobre la capacidad de generación contenida en el citado estudio, ya que del total de 11.839 megavatios (MW), solo 3.543 MW corresponden a renovables.

“El 70% de la canasta energética del país está conformada por hidroeléctricas y térmicas gracias al aprovechamiento de los recursos naturales que tiene Colombia; por ello, complementar estos recursos con las energías renovables permitirá un mercado mayorista más competitivo”, afirma el ministro de Minas y Energía, Germán Arce Zapata.

El titular de la cartera agrega que “continuamos trabajando en la diversificación de nuestra matriz con la incorporación de las energías renovables, es decir, energía de fuentes que no contribuyan con la emisión de gases de efecto invernadero, precursores del cambio climático”.

DE GRAN PROYECCIÓN

Para las empresas del sector que adelantan proyectos de generación no convencional, el desafío es lograr mantener la matriz con todas las fuentes de generación: hídrica, térmica, solar, y eólica.

“Para desarrollar estas energías es necesario una mayor ejecución de las fuentes de financiación para llegar a costos competitivos como los que se han visto en países como Perú y México. Frente al tipo eólico, el país tiene muy buen recurso pero se requiere que se viabilice la transmisión de los proyectos que hay en La Guajira”, explica Ricardo Sierra Fernández, presidente de Celsia.

Por su parte Ludovic Autran, CEO de Greenyellow, multinacional francesa dedicada al negocio de paneles solares en empresas, señala que con estas soluciones se produce una energía más limpia y más barata, lo que incentiva la competitividad, ya que se disminuyen los gastos energéticos hasta en un 20%.

Uno de los ejemplos sobre el mejor aprovechamiento de la energía renovable es el parque eólico Jepírachi, proyecto de EPM localizado entre el Cabo de la Vela y Puerto Bolívar.

Tiene una capacidad instalada de 19,5 MW de potencia nominal, con 15 aerogeneradores de 1,3 MW cada uno, sometidos a los vientos alisios que soplan casi todo el año en esta parte de la península, a un promedio de 9,8 metros por segundo.

Recientemente, la Upme dio vía libre para que en los próximos meses se construyan las obras para extender una línea de transmisión desde este parque eólico a la red del SIN. Por su ubicación geográfica, Colombia posee un gran potencial ambiental y climático para desarrollar proyectos de energía no convencional.

Gerardo Cañas, director General del Instituto de Planificación y Promoción de Soluciones Energéticas (Ipse), resalta que regiones como la costa Atlántica, la Orinoquia y los valles del Cauca y Magdalena por la alta exposición solar entre seis y ocho horas, así como los fuertes vientos, permiten desarrollos con grandes resultados en generación.

Alfonso López Suárez
Redacción Portafolio