Recaudo nacional, una forma de asegurar su dinero

Empresarios pueden acceder al sistema de recaudo gracias a un convenio con los bancos; así podrán captar recursos de sus ventas u operaciones.

Recaudo

Se puede hacer en tiempo real, a través de cualquier canal de transacción y en las diferentes ciudades del país.

Economía
POR:
Portafolio
julio 31 de 2016 - 09:20 p.m.
2016-07-31

Para facilitar y hacer más efectivas las transacciones monetarias, el sistema bancario colombiano cuenta con diferentes alternativas de depósito y retiro de dineros. Este es el caso del recaudo nacional, un servicio generalmente ofrecido a las empresas y entidades públicas, cuyo objetivo es recibir el pago parcial o total de sus acreedores, derivado de créditos u otras operaciones propias de cada compañía.

En otras palabras, se trata de una consignación referenciada que permite identificar al depositante, el concepto del depósito y el valor, mediante comprobantes de pago individuales o múltiples, de acuerdo con la necesidad y la información de facturas que deba relacionar cada empresa o su cliente.

Según la Asociación de Entidades Financieras y Bancarias, para contar con el sistema de recaudo nacional, las empresas interesadas deben celebrar un convenio con las entidades financieras recaudadoras, por medio del cual se pactan las condiciones, compromisos, pautas y características de la prestación del servicio.

“Dependiendo de los clientes, las entidades pondrán a su servicio uno, dos o todos sus canales transaccionales, al tiempo que ofrecerán atención al usuario en horarios tradicionales o extendidos, y facilitarán la disponibilidad de pagar a nivel nacional o en el municipio donde esté ubicada la empresa o entidad pública”, explica Asobancaria.

LAS VENTAJAS 

Uno de los beneficios de esta modalidad de pago es la posibilidad de generar informes detallados a las empresas sobre los recaudos, además de permitirle al empresario contar con servicios de información en línea para validar en tiempo real el estado del recaudo de cada uno de sus clientes pagadores.

Por su parte, algunas entidades financieras consideran que el recaudo nacional permite simplificar las transacciones de las empresas, mediante el cobro en efectivo, cheque o mixto y a la vez es un sistema que les proporciona a los empresarios toda la información necesaria para que hagan las validaciones que les permitan garantizar la calidad de las transacciones.

De acuerdo con la banca, a través de este modelo se pueden ahorrar costos, pues goza de una tarifa única nacional que se cobra independiente de la plaza donde se recaude.

También permite reducir el tiempo de recaudo de cartera, los costos administrativos y agilizar la disponibilidad de fondos, mejorando así el flujo de caja de las empresas.

Al respecto, Asobancaria reitera que el recaudo nacional cuenta con una alta cobertura a través de los diferentes canales de los bancos, para facilitar a los usuarios realizar el pago de sus obligaciones. “Es importante resaltar el esfuerzo de la banca para ajustarse a las necesidades de las empresas, ofreciendo servicios de recaudo a través de diferentes canales transaccionales en todo el país”, aseguran voceros de la entidad.

EL VALOR DIFERENCIAL 

Aunque Asobancaria no cuenta actualmente con las cifras de recaudo de todos los sectores de la economía nacional que hacen uso del servicio, destaca algunas entidades públicas como la Dian, que a diciembre de 2015, recaudó a través del sistema bancario alrededor de 103 billones de pesos. La diferencia entre el recaudo nacional y otro tipo de transacción radica fundamentalmente en el tipo de cliente, pues mientras que las transferencias bancarias hacen parte de los servicios que se ofrecen a los tenedores de productos financieros para hacer un envío de dinero, el recaudo es un servicio que se presta al receptor de los pagos.