No solo aumentar los ingresos, es necesario erradicar la exclusión, pide el Pnud

Enfocarse en políticas sociales intersectoriales y multidimensionales es lo que sugiere el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo.

Jessica Faieta, subsecretaria General de las Naciones Unidas y directora Regional para América Latina y el Caribe del Pnud.

Jessica Faieta, subsecretaria General de las Naciones Unidas y directora Regional para América Latina y el Caribe del Pnud.

Archivo particular

Economía
POR:
Cynthia Lewis
junio 14 de 2016 - 06:38 a.m.
2016-06-14

Progreso multidimensional: bienestar más allá del ingreso. Este es el mensaje del más reciente informe sobre Desarrollo Humano en América Latina y el Caribe.

En entrevista exclusiva con Portafolio, Jessica Faieta, subsecretaria General de las Naciones Unidas y directora Regional para América Latina y el Caribe del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (Pnud), explica los detalles de esta conclusión.

Ustedes recomiendan repensar la noción de progreso y dejan un mensaje claro de que solo crecimiento económico no basta, ¿de qué manera llegan a esta conclusión?


Para nosotros es una constatación de que en los últimos 15 años, en la región se ha tenido una transformación respecto a las pirámides sociales. Se dieron cambios porque la gente salió de la pobreza (alrededor de 70 millones de personas); sin embargo, persiste la exclusión de algunos grupos sociales y llegamos a la conclusión de que esto se daba a pesar del crecimiento.

Si la región se enfoca solo en el aumento de los ingresos, no rendiría los mismos resultados porque hay unas exclusiones estructurales que no dependen del ingreso, sino de otros factores que tienen que ver con la discriminación y derechos individuales y colectivos.

La principal amenaza al progreso multidimensional es la recaída de millones de personas en situación de pobreza, ¿qué recomiendan para evitarlo?

Una de las preguntas más importantes no es solamente pensar en cómo seguir creciendo, sino en cómo salvaguardar los logros que se han hecho en los últimos años.

Para esto hacemos cuatro recomendaciones: avanzar con políticas de protección social, de calificación laboral sobre todo para jóvenes y mujeres, tener legislación que permita que el cuidado de niños y de personas en condición de discapacidad no recaiga solo en las mujeres para que puedan aportar a la generación de ingresos y disminución de la discriminación, y brindar acceso a activos fijos y financieros que les permita a las personas tener su casa o su unidad productiva.

En Colombia, entre 2003-2013, el
51% de la población salió de la pobreza.
La incidencia disminuyó en 1,5%.

COMPARTIR EN TWITTER

La idea es que con estas políticas, en medio de una ralentización de la economía, no se pierda lo ganado. Es decir, que no recaigan de nuevo en la pobreza.

¿A esto se refieren con tener políticas más sofisticadas?


Si. Esto lo hacemos en el marco de la Agenda 2030 en la que 193 países se han comprometido y en la que hemos identificado cuáles son los retos específicos para el desarrollo de nuestra región. Para eso, recomendamos una arquitectura de políticas que articulen lo sectorial, se aborden en el ciclo de vida de las personas, y tengan mayor participación ciudadana.

¿Cómo está Colombia camino al logro del objetivo que propone la Agenda 2030?


Para empezar, hemos visto que Colombia ha sido uno de los primeros países en adoptar el compromiso de la Agenda 2030 como parte de su plan de desarrollo. Este es un primer paso muy importante. Por supuesto, tiene el gran reto de la paz y la territorialidad en la región.

Creemos que Colombia puede ser un país emblemático para la agenda 2030, tiene una gran oportunidad en sus manos.

El mensaje claro que ustedes dejan es que más de lo mismo no rinde lo mismo, ¿cómo explican esto?

Las políticas que nos ayudaron en este proceso de transformación social son importantes y más de esto, por supuesto que es necesario. Pero, hemos hecho algunas proyecciones de lo que pasaría si se sigue creciendo en un promedio del 4%, encontramos que en un 80% no sería lo mismo. La razón es porque todavía persisten exclusiones de personas donde justamente no tiene que ver con el ingreso sino con políticas que vayan en contra de la discriminación. Esto es lo que llamamos más de lo mismo no arroja lo mismo.

En el informe ustedes destacan la importancia de un sistema tributario efectivo y progresivo, ¿qué recomendaciones tendría para Colombia ahora que está próxima a una reforma tributaria?

Vemos que las personas de menos ingresos pagan más en impuestos. Es importante que se haga el análisis sobre cuáles son los subsidios e tributos más adecuados para esta población. Es necesario que en Colombia se realice un análisis más focalizado.

Finalmente, ¿cuál es el reto de la región en los próximos años?

Tenemos un reto particular que es salvaguardar lo ganado, pero también de ir más a políticas de ciudadanía y que se ponga un énfasis al tema de sostenibilidad ambiental. No basta con hablar solo de crecimiento.

LOS RETOS DE LAS POLÍTICAS

De acuerdo con el PNUD, los problemas multidimensionales requieren soluciones multidimensionales. Por ello, es preciso desarrollar una nueva arquitectura de políticas que vaya más allá de la focalización sectorial, que articule estrategias territoriales —entre diferentes niveles de gobierno—, que construya políticas, que abarquen las distintas etapas del ciclo de vida de las personas y que fomente una mayor participación ciudadana. La política pública tiene el reto de erradicar formas complejas de exclusión, asocia- das con la identidad étnico-racial; el color de piel; la orientación sexual, entre otras.

Cynthia Lewis
cynlew@eltiempo.com