Río Magdalena recupera este martes el 100 % de su navegabilidad

Las obras de la draga Álvares Cabral, que llegó de Panamá a Barranquilla, finalizaron.

Rio Magdalena

Archivo Portafolio.co

Economía
POR:
cynthia lewis
agosto 15 de 2016 - 01:05 p.m.
2016-08-15

Este martes terminarían las obras en el río Magdalena, por las que llegó la draga Pedro Álvares Cabral a Barranquilla el pasado cuatro de agosto.

En cuatro sectores del río, esta draga realizó trabajos de remoción de sedimentos con el fin de garantizar la profundidad requerida para que las embarcaciones puedan navegar sin dificultades.

Holbert Corredor, subdirector de Navegación y Desarrollo Sostenible de Cormagdalena, explicó que se realizaron trabajos donde el río Magdalena presentaba dificultades en su navegabilidad al no cumplir con las características de profundidad y ancho en algunos sectores como su desembocadura en el mar o en el sector de la Sociedad Portuaria.

La draga Pedro Álvares Cabral empezó la remoción de sedimentos desde las 7:30 de la noche del pasado 4 de agosto en el sector de la desembocadura, en Bocas de Ceniza, donde se dejó una profundidad de 12,2 metros después de estar en los 11 metros con un ancho de 150 metros.

Con este trabajo se garantiza el paso de buques con longitudes de 200 metros y ancho de 28 metros, en los que entran y salen cargas que ascienden a las 35.000 toneladas de comercio exterior de productos como carbón, cereal e hidrocarburos, principalmente.

En los sectores ubicados entre los kilómetros 7 y 8, 11 y 12, y 19 y 20, también se removió material con el fin de garantizar una profundidad y un ancho de 11,4 y 50 metros, respectivamente. En este tramo del río, las características de las embarcaciones son diferentes, pues son convoyes con seis barcazas, en los que se transportan minerales. “Entre más cerca de la desembocadura, la profundidad que se requiere es mayor, porque ahí las condiciones son más críticas en términos de corrientes y en las características de las embarcaciones que pasan”, explicó Corredor.

La draga tiene permiso de la Sociedad Portuaria de Barranquilla para permanecer en esta zona hasta septiembre, a pesar de haber terminado los trabajos por los que llegó.

Cynthia Lewis
cynlew@eltiempo.com