Ronda petrolera abre con bloques en cuenca
Sinú - San Jacinto

La Agencia Nacional de Hidrocarburos ofrecerá en la apertura de la subasta permanente 15 áreas para producción con predominio de gas.

Ronda petrolera

“Si no hay una redefinición de la información sobre los bloques en la ronda frecuente, esta no será exitosa”, dice Neher.

Archivo particular.

Economía
POR:
Portafolio
julio 18 de 2017 - 08:03 p.m.
2017-07-18

Con 15 bloques para oferta y entrega, ubicados en la cuenca Sinú-San Jacinto, arranca en la segunda semana de agosto la ronda frecuente para la exploración y producción de hidrocarburos, bajo el esquema de asignación permanente, estrategia con la que el Ministerio de Minas y Energía busca aumentar las reservas de petróleo y gas de Colombia.

(Lea: Precios del petróleo reviven la posibilidad de iniciar producción con fracking

El proceso de promoción, cuya fórmula para la entrega de áreas se estrena, y que ha sido aplazado en varias ocasiones, está en su etapa de ajustes en los pliegos, según le explicó a Portafolio Orlando Velandia Sepúlveda, presidente de la Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH).

(Lea: ANH ofertará 40 bloques para la producción de crudo

La fecha estaba prevista para su lanzamiento el 18 de julio (ayer), pero decidimos ampliar el plazo para el siguiente mes ya que estamos en la tarea de revisar los borradores de las minutas y términos de referencia”, precisó el funcionario.

(Lea: Barranca quiere rescatar la dinámica petrolera

Agregó que ya personal de su oficina se ha reunido con las autoridades regionales y locales con el fin de socializar los proyectos en los municipios de influencia de las áreas que van a ser adjudicadas, antes de adelantar el proceso de asignación. “Hay ambiente para facilitar las operaciones”, enfatizó.

Cabe recordar que estos 15 bloques de la cuenca Sinú-San Jacinto hacen parte de un paquete de 40 que entrarán en la subasta permanente y que están ubicados en las cuencas Llanos Orientales y Valle Medio del Magdalena.

Así, la ANH tiene proyectado entregarlos antes del 31 de diciembre del presente año para continuar en el primer trimestre del 2018 con la asignación de 6 a 8 bloques offshore en aguas del mar Caribe, y otros por establecer en la cuenca Caguán-Putumayo.

PROSPECTIVIDAD EN EL SUBSUELO

Junto con la cuenca del valle inferior del Magdalena (área comprendida por zonas de Magdalena, Bolíva, Sucre y Córdoba), está adyacente la Sinú-San Jacinto (área comprendida por zonas del Magdalena, Bolívar, Atlántico, Bolívar, Sucre, Córdoba y Antioquia) considerada como una de las de mayor prospectiva de reservas de gas en el subsuelo.

Registros del Departamento de Geociencias de la Universidad Nacional señalan que en el escenario más optimista los yacimientos recuperables de este combustible estarían en un 4,2 TcF (trillones de pies cúbicos). En un panorama moderado, los depósitos de gas se calcularían en 0,49 TcF. Y en el peor, en 0,06 TcF.

“La información geológica de los bloques es muy completa, ya que en los últimos años se perforaron pozos estatigráficos para recolectar la mayor cantidad de datos”, señaló Orlando Cabrales Segovia, presidente de la Asociación Colombiana de Gas Natural (Naturgas).

Enfatizó que la operación en la cuenca es “con vocación en gas”, ya que su yacimiento se extiende desde la cuenca Sinú Offshore.

El dirigente gremial explicó que los aspirantes tienen suficiente información para analizar “con tiempo si están interesados en participar en la operación”, así como para hacer cálculos que lleven a establecer si es rentable la inversión.

Y enfatizó que “con los 15 bloques que se ofertarán en la cuenca Sinú-San Jacinto, demuestra que la actividad hidrocarburífera del país no solo se centrará en los bloques offshore”.

CARRERA CONTRA EL TIEMPO


Las cuentas de la ANH buscan entregar la totalidad de los bloques antes del próximo 31 de diciembre. Sin embargo, este diario estableció por otras fuentes que la asignación puede darse con semanas de antelación, es decir antes del 26 de noviembre, día en que empieza a regir la Ley de Garantías Electorales.

“Para este caso, lo importante es que se defina a quién se le otorga el bloque para la operación. No importa que la firma del contrato quede programada cuando ya esté en vigencia la Ley de Garantías”, explicó Carlos Mantilla Mc Cormick, ex presidente de la ANH y ahora consultor en hidrocarburos.

El experto insistió en que los tiempos están muy “estrechos” con respecto al éxito del proceso, ya que “normalmente entre la promoción de la oferta, el estudio por parte de los interesados sobre la rentabilidad de la inversión y la asignación, se destinan más de seis o siete meses”.

Recalcó que para que el proceso sea efectivo y competitivo, la designación final de los oferentes debe darse antes de la entrada de la Ley de Garantías.

Por su parte, Jorge Neher, socio de Norton Rose Fulbright, firma que asesora en la inversión para la operación de hidrocarburos, afirmó que si no hay una redefinición de la información sobre los bloques que se presentarán en la ronda frecuente, esta no será exitosa.

“La ronda necesita establecer unos términos económicos que sean atractivos en virtud de la situación del mercado de hidrocarburos, así como de la misma operatividad en Colombia”, dijo, al precisar que los pliegos deben ser más flexibles y asequibles en cuanto a los requisitos para la entrada de nuevas compañías petroleras.

No hay que olvidar que Colombia en su actividad de hidrocarburos ofrece campos pequeños, y para incentivar la inversión se debe simplificar el proceso”, agregó Neher.

Insistió en que las puertas se les deben abrir a quien quiera invertir en la operación, pero con el cumplimiento de una normatividad sencilla, pero efectiva.

“Las empresas petroleras pequeñas buscan países como Colombia para desarrollar su actividad”, insistió.

Alfonso López Suárez
Redacción Portafolio