Se agota el margen para que el Emisor siga bajando tasas

Con la reducción de 25 puntos básicos, el mercado da por hecho que el banco central realizará un recorte más en los tipos de intervención.

Mauricio Cárdenas, ministro de Hacienda, y Juan José Echavarría, gerente del Emisor.

Mauricio Cárdenas, ministro de Hacienda, y Juan José Echavarría, gerente del Emisor.

Minhacienda

POR:
Portafolio
julio 27 de 2017 - 09:02 p.m.
2017-07-27

La junta directiva del Banco de la República bajó ayer la tasa de interés en 25 puntos básicos, con lo cual ya se ubica en 5,50% y reduce “aún más”, según palabras del ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, el margen para que el Emisor pueda seguir realizando reducciones a esta.

(Lea: Gobierno evaluará reforma a la tasa de usura

Y es que en la reunión de política monetaria de junio, el Ministro ya había manifestado que al banco central se le estaba “reduciendo” el espacio para realizar recortes adicionales sobre las tasas.

(Lea: Gobierno evaluará reforma a la tasa de usura

De la junta llevada a cabo ayer sobresalió el llamado de Cárdenas al Superintendente Financiero para que realice un estudio, en el que se evidencien los pros y contras que traería para la economía redefinir el mecanismo bajo el cual se calcula la tasa de usura, petición que en repetidas oportunidades ha hecho el presidente de Fenalco, Guillermo Botero.

(Lea: 'Economía se recuperará desde el segundo semestre', Bancolombia

Sin embargo, el titular de la cartera de finanzas aclaró que solo es un estudio, por lo tanto no hay fecha prevista para implementar la medida, y recordó, además, “que hay que tener en cuenta que hoy conviene que el cálculo sea mensual para que se transmita más rápido a las tasas de las tarjetas de crédito, pero hay ciclos de la economía en los que la tasa sube, y por eso hay que mirar cuál es la mejor opción”.

Según lo expresado por el jefe del Ministerio de Hacienda, la idea es que el documento que entregue el Superfinanciero, permita definir si lo más conveniente es seguir con la metodología actual, o si se debe definir la usura de manera bimestral o mensual.

Para Daniel Velandia, director de Investigaciones Económicas de Credicorp Capital, “modificar el cálculo del interés de usura podría eventualmente contribuir a mayor crédito, pero no es determinante. Los usuarios de tarjetas de crédito podrían verse beneficiados con esa medida, pero no necesariamente generaría un endeudamiento más alto”.

Sobre la reducción realizada en la tasa repo, Velandia sostuvo que fue una decisión en línea con lo que esperaba el mercado, ya que se habían escuchado comentarios del Ministro, los codirectores José Antonio Ocampo y Adolfo Meisel acerca de que cada vez era menor el margen para realizar los recortes.

Sobre lo que viene de cara al futuro en materia de política monetaria, Velandia estima que “habrá un recorte de 25 puntos básicos en agosto, ahí realizarán una pausa en la senda de reducciones de tasa por un repunte de la inflación, y posteriormente, a inicios del 2018, retomarían la senda de bajas, cuando los pronósticos de inflación hacia el rango del banco central estén más ajustados”.

Esta visión de Credicorp ña la comparten los economistas del BBVA, quienes coinciden en que en el octavo mes terminarían los recortes en los tipos de intervención del 2017.

“El equipo económico de BBVA estima que dado que la inflación del mes de julio será baja y que se publica en agosto el dato del PIB del segundo trimestre, es posible que el Banco termine su ciclo de reducciones de tasas para este año en ese mes”.

Esta tesis –de que la senda de reducciones está por terminar– toma fuerza, si se tiene en cuenta que en la decisión de ayer uno de los codirectores votó por mantener inalteradas las tasas, mientras los seis restantes apoyaron el recorte de 25 puntos básicos.

Así mismo, vale la pena destacar que el Emisor hizo énfasis en el comportamiento de la inflación, acotando que el dato de junio presentó un descenso importante para la cifra total, pero que la básica continúa elevada. Agregó que el Banco espera que el IPC tenga un pequeño ciclo ascendente en el segundo semestre del año, producto de un repunte en la inflación de alimentos.

Añade el BBVA en su análisis que “los ejes de decisión continúan siendo los mismos esbozados en los últimos meses por la junta, debilidad en la actividad y persistencia en la inflación. En esta oportunidad se valoró con mayor relevancia que la inflación básica continúa lejos de la meta (del Emisor) y que existen riesgos como la indexación y persistencia de la inflación”.

El comunicado finaliza argumentando que el nivel actual de la tasas de interés real de política ‘ex-ante’ es contractivo.

Siga bajando para encontrar más contenido