Se consolida Alianza del Pacífico con nuevos países asociados

Se hace evidente la importancia del bloque comercial, ya que cuenta con unos 225 millones de personas, la mitad de las cuales se ubica en México.

Alianza del Pacífico

No obstante lo alentador de esta consolidación del acuerdo, los países de la Alianza en particular, tienen pendientes las tareas que les permitan tener un portafolio exportador más diversificado.

archivo particular. 

POR:
Portafolio
noviembre 24 de 2017 - 08:04 p.m.
2017-11-24

Teniendo como sede la ciudad de Cali, en Colombia, surge la noticia que una nueva ronda de negociación ha abierto la vía para que se incorporen a la Alianza, como países asociados, Australia, Canadá, Nueva Zelanda y Singapur. Esta inclusión fortalecería los vínculos en función de: (i) nuevos mercados; (ii) atracción de capitales; y (iii) mejorar el acceso a tecnologías de última generación.

(Lea: La relación Colombia - Chile

La Ministra de Comercio, Industria y Turismo de Colombia, María Lorena Gutiérrez, señaló que “se ha avanzado en la definición de temas y de contenidos, con vistas a la realización de nuevos encuentros”. Agregó que una “próxima reunión tendrá lugar en Australia a principios de 2018”.

(Lea: Alianza Pacífico quiere incorporar a Australia, Canadá, Nueva Zelanda y Singapur

Se hace evidente la importancia del bloque comercial, ya que cuenta con unos 225 millones de personas, la mitad de las cuales se ubica en México. Este mercado de la Alianza tiene también el atractivo de que presenta un mediano ingreso –de conformidad con los estándares mundiales- cercano a 17,000 dólares per cápita.

(Lea: Los países de la Alianza Pacífico diseñan bono regional para terremotos

Estas condicionantes hicieron posible que los países de la Alianza, los signatarios originales, desde abril de 2011 –Chile, Colombia, México y Perú- fueran receptores de casi 70,000 millones de dólares en concepto de inversión extranjera directa en 2016. Este monto es aproximadamente un 40 por ciento del total de inversión de este tipo que llegó a Latinoamérica.

No obstante lo alentador de esta consolidación del acuerdo, los países de la Alianza en particular y de América Latina en general, tienen pendientes las tareas que les permitan tener un portafolio exportador no sólo más diversificado, sino también y sobre todo, con mayor valor agregado. Continuar la dependencia de materias primas como componentes esenciales de la exportación, condiciona a estas economías a estar muy vulnerables a choques externos, cuando esos precios del mercado caen significativamente, como es el actual caso del petróleo, es grande su impacto en economías como la mexicana y colombiana.

Por otra parte, depender de exportación de materias primas también propicia que cuando los precios internacionales se encuentran altos, vayan emergiendo síntomas de la “enfermedad holandesa” en los mercados domésticos. Esto es, revaluación de monedas que favorecen las importaciones, hacen poco competitivas las exportaciones, lanzando con ellos a números rojos, esto es deficitarios, los resultados de la balanza comercial y en muchos casos también la cuenta corriente de la balanza de pagos.

Esa generación de valor agregado en las exportaciones es algo muy importante. Se depende para ello, de lograr notables niveles de inversión en la economía real; lo que compite con los recursos destinados a las economías financieras. Esto último opera como un juego de suma cero, respecto a los montos que se pueden invertir en la economía real. Esta economía real es la que más nos interesa dado que está estrechamente relacionada con la producción de bienes, servicios y especialmente con la generación de empleo, es decir de la ampliación de oportunidades para grandes sectores sociales.

Giovanni E. Reyes,
Ph.D. University of Pittsburgh/Harvard.
Profesor y Director de la Maestría en Dirección de la Universidad del Rosario.

Siga bajando para encontrar más contenido