Se dispara comercio de hierro y acero en el país por guerra comercial

Las exportaciones crecieron 87,9% en valor y 46,9% en toneladas, en el primer semestre. A mayo, las importaciones aumentaron un 34,9%.

Los australianos quieren explotar en Colombia mineral de hierro, carbón, cobre y níquel.

Archivo Portafolio.

POR:
Portafolio
agosto 05 de 2018 - 07:47 p.m.
2018-08-05

La guerra comercial, que tuvo como germen el episodio de los aranceles de Estados Unidos sobre el acero y el aluminio extranjero, empieza a impactar cada vez más al comercio exterior colombiano.

Lea: (China anunció más aranceles a Estados Unidos).

En este sentido, los más recientes informes del Dane evidencia que tanto las exportaciones como las importaciones de hierro y acero se han disparado. Del lado de las ventas externas, se ha generado un incremento del 87,9%, entre enero y junio de este año, comparado al mismo periodo del 2017; esto al alcanzar los US$376 millones. En toneladas métricas, sucede lo mismo ya que se pasó de exportar 85.163 a 125.132, lo cual significó un incremento de 46,9%.

En tanto que las importaciones, entre enero y mayo, tuvieron un crecimiento del 34,9%, con US$932,4 millones, mientras que el año pasado fueron US$691,3 millones. Para Javier Díaz, presidente de Analdex, esto que tiene que ver con la guerra comercial actual, “ha generado nuevos espacios y nuevos mercados para distintos productos en el mundo. No solo pasa con el acero, también con las confecciones y otros bienes. Al tener aranceles extra en ciertos mercados se abren oportunidades para otros potenciales vendedores”.

Por otro lado, María Juliana Ospina, directora del Comité Colombiano de Productores de Acero de la Andi, dice que estas cifras “son un claro efecto de la desviación de comercio por la medida impuesta por Estados Unidos en marzo. Esto afecta a la industria nacional. Hay que decir que mientras otras naciones han puesto medidas comerciales de defensa, Colombia no lo ha hecho aún. Es preocupante porque, además, el consumo aparente en el país está cayendo. Es decir que no hay demanda, pero sí mayores importaciones”.

Según Ospina, debe haber una doble medida: tener un mecanismo de defensa comercial y al mismo tiempo alcanzar la exclusión de los aranceles por parte de Estados Unidos. “Habría que tener las dos cosas, para que la industria nacional no se vea afectada”, apuntó la Directora, quien espera que este asunto esté en la agenda del próximo Gobierno.

A principios de abril , Ospina había afirmado que “con la imposición del arancel del 25% en Estados Unidos, las importaciones que llegaban a dicho país buscarán nuevos destinos con aranceles bajos, como Colombia, lo cual afectaría gravemente a la industria nacional.

Ella misma complementó que lo anterior implica que 12,5 millones de toneladas, no podrán ingresar al mercado norteamericano. “Esto equivale a 6,6 veces la producción total colombiana, 5,6 veces lo que el país importó el año anterior y 3,5 veces el consumo aparente colombiano de un año. Como se aprecia, es necesario evitar que esas toneladas ingresen al país, por el tremendo daño que ocasionarían. Independiente de que las materias primas no hayan bajado, el sobrante de 12,5 millones, se venderán seguramente a precios de saldo”, puntualizó.

El Ministerio de Comercio inició tareas en los últimos meses para que el país quedara excluido de los aranceles, pero, EE. UU. aún no ha sacado de esa lista a Colombia.


felveg@eltiempo.com

Siga bajando para encontrar más contenido