Sombrío panorama de la industria petrolera en Colombia

El país tenía reservas equivalentes a menos de seis años, en comparación con más de cuarenta años para Ecuador y casi cuatro siglos para Venezuela.

Campo Rubiales

Perforación en Campo Rubiales 

Archivo particular

POR:
Bloomberg
julio 21 de 2018 - 10:43 a.m.
2018-07-21

La industria petrolera colombiana enfrenta un futuro sombrío ya que los trámites administrativos desalientan la exploración y los "precarios" niveles de reservas se mantienen por debajo de lo que se necesita para un sector energético prospero, según las compañías de servicios petroleros del país.

(Lea: En cuatro años no se entregó ni un solo bloque petrolero)

La pérdida de competitividad de la nación en comparación con sus pares ayuda a explicar por qué la inversión en exploración no está repuntando aun cuando los precios del crudo se recuperan, dijo Germán Espinosa, presidente de la Cámara Colombiana de Bienes y Servicios Petroleros (Campetrol).

(Lea: Mayores reservas de petróleo en EE.UU provocan caída de precios)

Colombia perforó 20 pozos en el año hasta junio, lo que dejo al país en camino a no cumplir con el objetivo del gobierno de 65 pozos para todo el año. Pese a que el petróleo es la mayor exportación de Colombia, el país tenía reservas equivalentes a menos de seis años de producción a fines del año pasado, en comparación con más de cuarenta años para Ecuador y casi cuatro siglos para Venezuela.


(Lea: Otro día negro para el petróleo)

"Hay que buscar la manera de dar incentivos en términos de producción y exploración para que se pueda aprovechar la coyuntura de precios", dijo Espinosa. "Se necesita la incorporación de nuevas reservas, porque de lo contrario entraríamos en una situación que es inmanejable".

Los precios del crudo subieron este año a su nivel más alto desde 2014, mientras que Colombia recibió un impulso adicional por la caída de la producción venezolana, que dejó a las refinerías de la costa estadounidense del Golfo de México con un déficit del tipo de crudo pesado que producen ambos países.

A pesar de esto, la incertidumbre sobre las licencias ambientales y otras regulaciones han impedido que el sector aproveche plenamente esto, dijo Espinosa. El ejecutivo indicó que el país debería apuntar a reservas de 8 a 10 años. Actualmente, la nación produce alrededor de 850.000 barriles por día, comparado con más de un millón en 2015. En tanto, el gobierno pronostica una caída en la producción durante la próxima década.

Uno de los problemas más complicados que enfrentan los productores de petróleo es el manejo de las relaciones con las comunidades locales, dijo Espinosa. La constitución colombiana permite a las comunidades organizar referendos y bloquear proyectos tales como extracción de petróleo, explotación minera y construcción de carreteras.

El año pasado, el proyecto de oro La Colosa de AngloGold Ashanti fue suspendido luego de que los residentes votaran para que se rechacen las actividades mineras en el área. Espinosa dijo que Colombia necesita aclarar las normas sobre dichas votaciones para dar a los inversores suficiente confianza para avanzar en los proyectos.

El mayor desafío para la petrolera estatal Ecopetrol S.A. es aumentar la exploración, tanto costa afuera como no convencional, agrego. Después del acuerdo de paz de 2016 con las Farc, las áreas no exploradas en antiguos bastiones de la guerrilla en la provincia de Putumayo, la cuenca del Orinoco y en otros lugares, pueden brindar grandes oportunidades para la producción de crudo pesado, señaló.

Siga bajando para encontrar más contenido