‘Faltan más señales de caída en la inflación para bajar tasas’

El Minhacienda fue enfático en decir que la junta del Emisor solo bajará los interés cuando haya señales que se logrará la meta del IPC en 2017.

Mauricio Cárdenas

En agosto inició la corrección de la inflación hacia la meta del Banco de la República.

Archivo particular

Economía
POR:
Portafolio
septiembre 23 de 2016 - 07:24 a.m.
2016-09-23

Uno de los principales afanes que tiene el Gobierno Nacional es poder comenzar la reducción de las tasas de interés del Banco de la República para que esto permita tener un mejor crecimiento económico. No obstante, las prioridades están bien definidas, y solamente cuando los datos de inflación den señales claras de que el Índice de Precios al Consumidor (IPC) terminará el 2017 dentro del rango meta del Emisor, se tomará la decisión de reducir los tipos de interés (Lea también: Por un buen tiempo las tasas de interés seguirán elevadas).

El ministro de Hacienda y Crédito Público, Mauricio Cárdenas, fue claro en ello. Durante el foro organizado por Portafolio señaló que “solamente cuando haya mucha certeza de que la inflación se va a ubicar en el rango meta del Banco de la República el próximo año, la junta se va a animar a bajar tasas”.

El dato de agosto reportado por el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane) comenzó a mostrar mejorías en el indicador. Por primera vez en 33 meses se registró una inflación negativa y la medición anualizada se redujo desde casi el 9% hasta el 8,1% (Vea además: Aún no hay razones para bajar tasas del Banco de la República).

En las cuentas del Gobierno Nacional está previsto que esta tendencia se mantenga durante los próximos meses y que al cierre del año el dato se ubique entre el 6,5% y el 7%. Esto sería un resultado inferior al actual, pero aún muy por encima del límite superior del objetivo constitucional que tiene el Emisor, es decir entre 2% y 4%.

El titular de la cartera de Hacienda tenía presupuestado que la corrección de los precios iniciara entre junio y julio, sin embargo, el paro camionero le desajustó las cuentas y se postergó para agosto (Inflación a la baja e intereses altos ¿Hasta cuándo?).


Añadió que si bien el crecimiento económico que se registró en el segundo trimestre fue inferior a lo que se esperaba, se está esperando que el PIB de entre julio y diciembre se ubique por encima del 3% para poder cumplir con la meta pactada.

“En el segundo trimestre se presentó un crecimiento muy por debajo de lo que esperábamos. Esperamos en esta segunda mitad del año un crecimiento por encima de 3% para terminar el año en 2,5%”, dijo el ministro Cárdenas.

Del mismo modo, el funcionario destacó el dato del déficit de la cuenta corriente al cierre del segundo trimestre. Resaltó la importancia de que se hubiera ubicado en el 4% durante esos tres meses, pero prefirió ser cauto en lo que pueda venir de cara al futuro puesto que no cree que sea sostenible ese nivel.

Si uno mira el dato del segundo trimestre, 4% llegamos a unos parámetros de cierta racionalidad. Pero ese déficit no nos puede hacer pensar que va a ser 4% todo el año, yo lo cálculo en 5,3% al final del año. Lo que mas nos conviene es que el ajuste sea gradual”, explicó el Ministro de Hacienda.

El Banco de la República había informado que durante el primer semestre de 2016 la cuenta corriente de la balanza de pagos del país arrojó un déficit de US$6.284 millones, inferior en US$3.233 millones al registrado en igual periodo un año atrás. El Ministro también aprovechó para referirse a la reforma tributaria que se le deberá presentar al Congreso en los primeros días de octubre.

“La reforma tributaria no está hecha para cuadrar las cuentas del 2017. Va a dar ingresos hacia adelante, le despeja el panorama fiscal a Colombia por lo menos en una década. Como efecto colateral puede traer ingresos adicionales para el año entrante, no soy muy amigo de hacer adiciones presupuestales, pero si se dan esos recursos la haremos”, concluyó el Ministro.

Finalmente, destacó que la reforma que se presentará está encaminada a que el país logre conservar la calificación BBB por parte de las principales agencias de riesgos, quienes ya manifestaron la urgencia que tiene el país de aprobarla este año.

ES POSIBLE QUE ECOPETROL DÉ UTILIDADES AL CIERRE DEL AÑO


El Gobierno Nacional dijo a comienzos del año que por la coyuntura de precios bajos el Estado no recibiría dinero proveniente de Ecopetrol.

Sin embargo, los precios del petróleo en los mercados internacionales han repuntado a lo largo del año, aunque aún se encuentran muy lejos de los niveles que se registraron en 2014, antes del inicio de la crisis.

Ante ello, el titular de la cartera de las finanzas señaló que “Ecopetrol dio pérdidas el año pasado, espero que este año con el precio actual dé utilidades”.

En julio Ecopetrol asumió la operación del campo Rubiales, el más importante del país el cual estaba en manos de Pacific Exploration, y anunció que en la segunda mitad del año realizaría ambiciosas inversiones en exploración con el objetivo de reactivarlas y así, poder generar un incremento significativo de sus reservas de crudo.

Así mismo, se debe señalar que la producción de petróleo ha venido descendiendo durante los últimos meses. Actualmente la meta del Gobierno está prevista en 921.000 barriles diarios, y se prevé además que en el 2017 esta esté cercana a los 913.000 barriles de petróleo por día.

Por lo pronto hay que esperar a ver el desempeño que tenga la empresa en lo que resta del año, para así poder evaluar la posibilidad de que la Nación reciba algo de las utilidades que se generen.