Emisor mantuvo estable la tasa de interés en agosto: ¿cuándo empezará a ceder?

El Banco de la República admitió que las expectativas de inflación siguen altas y superan la meta. Sólo hasta el próximo año bajaría la tasa. 

Emisor mantiene inalteradas las tasas de interés en 5,25%
Economía
POR:
Portafolio
agosto 31 de 2016 - 06:44 p.m.
2016-08-31

"La subida de tasas, durante 11 meses consecutivos, afectó mucho a los colombianos, pero más de manera psicológica que real". Así lo asegura Camilo Herrera, presidente de Raddar.  

"Las tasas de interés de los bancos han subido no solo por el aumento de las tasa de referencia del Banco, sino por la inflación y la percepción de riesgo. Eso hace que el colombiano promedio vea tasas alta y por ende no se endeuden más; pese, a que en término reales tenemos las tasas más bajas en relación con muchos países, pero la gente no hace el análisis de restar la inflación a la tasa, porque no están educados financieramente y pierden miles de oportunidades", señaló Camilo Herrera.

Para el presidente de Raddar, el consumo de los colombianos se ha visto impactado por varios factores como la alta inflación, un menor crecimiento del empleo y la sensación de incertidumbre por el tema de paz, el dólar y la reforma tributaria.

Tal y como se esperaba, el Banco de la República frenó este miércoles el ciclo alcista de la tasa de intervención, al mantenerla estable en 7,75 por ciento (El Banco de la República dejó inalterada su tasa de interés).

La decisión es un respiro para quienes consideraban que un aumento habría sido contraproducente para la economía colombiana, ya que desestimularía aún más el consumo de los hogares y ampliaría la caída de los créditos en el país.

No obstante, la decisión del Banco de la República es apenas un bálsamo. Aún falta mucho para que la tasa de interés inicie una curva descendente.

Según Camilo Silva, socio fundador de Valora Inversores, por ahora, es poco probable que la tasa de interés baje, ya que esto sólo sucederá hasta que la inflación afloje y vuelva al rango estimado por el Gobierno Nacional, entre 5 y 6 por ciento.

Sin embargo, el propio Banco de la República admitió este miércoles que la dinámica ha sido más débil que la proyectada y la inflación y sus expectativas siguen altas y superan la meta.

El gerente del banco, José Darío Uribe, reiteró que la entidad proyecta que la inflación terminará este año entre un 6,5 y 7 por ciento
, mientras que en el 2017 se ubicará dentro del rango meta de 2 a 4 por ciento.

Si esto no ocurre, difícilmente la tasa comenzará a caer. Sólo, si las proyecciones se cumplen sin sobresaltos, la tasa interbancaria cederá hasta el próximo año.

Por ahora, el reto es seguir controlando la inflación, en la medida de los posible manteniendo la tasa de interés inalterada, a la espera que las proyecciones inflacionarias comiencen a ceder.