¿Qué le espera al TLC entre Colombia y Estados Unidos, tras la victoria de Trump?

Mincomercio dice que no se prevé un cambio drástico en la relación comercial. Expertos creen que es una oportunidad para renegociar el acuerdo.

TLC con Estados Unidos

Según Mincomercio, desde que se firmó el TLC con Estados Unidos, en mayo de 2012, 2.230 empresas colombianas han podido exportar por primera vez a ese país.

Archivo particular

Economía
POR:
Portafolio
noviembre 28 de 2016 - 06:30 p.m.
2016-11-28

En los primeros nueves meses de este año, Estados Unidos fue el principal destino de las exportaciones colombianas, con una participación de 32,8% en el valor total exportado, seguido por países como Panamá con apenas el 5,8%, Países Bajos (4,4%), España (4%), China (3,8%) y Ecuador (3,7). Así mismo, las mercancías compradas por Colombia (importaciones) originarias de Estados Unidos tuvieron, entre enero y septiembre de este año, una participación del 26,5% del total registrado, cifras que demuestran que EE.UU. es el principal socio comercial de nuestro país.

(Lea también: Colombia, el segundo país más vulnerable ante las políticas de Donald Trump). 

Lo indican las cifras recientes del Dane y lo comprueban las estadísticas de los últimos años, que han mostrado un crecimiento sostenido en la actividad comercial entre Colombia y Estados Unidos.

Este comportamiento, explica el Ministerio de Industria y Comercio, se debe en gran parte al Tratado de Libre Comercio firmado entre ambos países. De acuerdo con la entidad, desde que se firmó el TLC con Estados Unidos, en mayo de 2012, 2.230 empresas colombianas nuevas han podido exportar por primera vez a ese país.

Además, asegura Mincomercio, desde el 2011 (antes del TLC) y hasta el 2015, las exportaciones no minero-energéticas a Estados Unidos crecieron 4,4%: pasaron de 3.640 millones de dólares en 2011, a 3.802 millones de dólares el año pasado.

Los anuncios hechos por Donald Trump, sobre la posibilidad de eliminar los tratados comerciales, han despertado incertidumbre en muchos empresarios colombianos, especialmente quienes se dedican al comercio internacional, que ven en riesgo los avances alcanzados.

(Vea además: Trump anuncia su intención de retirar a EE.UU. del TPP). 

Aunque explícitamente Trump no se ha referido al acuerdo comercial con Colombia, la incertidumbre por sus propuestas en políticas comerciales y económicas, hechas en su agresiva campaña proteccionista, tiene a más de uno con los pelos de punta.

Sin embargo, para la ministra de Industria y Comercio, María Claudia Lacouture, la llegada de Trump a la Casa Blanca es una buena oportunidad para seguir estrechando los lazos comerciales entre ambos países.

Lacouture confía en que no habrá cambios drásticos en la relación comercial, ya que estas políticas han beneficiado a los dos países y que Trump no tendría un motivo de peso para desmontarlo.

“Todo el tiempo estamos trabajando muy de la mano con este mercado en políticas que son muy positivas para los dos países. Nuestro logro más reciente con Estados Unidos es que entramos en la recta final para que se empiece a importar aguacate hass colombiano. Estados Unidos es nuestro principal socio comercial y no prevemos cambios drásticos en la relación comercial con Colombia; por el contrario, lo que hay son oportunidades para seguir estrechando nuestros lazos”, señaló Lacouture.

Por su parte, Mario Alejandro Valencia, director de Cedetrabajo y vocero de la Red por la Justicia Tributaria en Colombia, considera que con Trump como nuevo inquilino de la Casa Blanca, el Gobierno colombiano debe renegociar el acuerdo comercial, ya que él intentará sobreponer sus posiciones en beneficio único de su país.

“La llegada de Donald Trump a la presidencia debe generar más preocupación en el sentido que una eventual revisión del TLC por parte de Estados Unidos implicaría un cambio en las condiciones para mejorar los beneficios a las empresas estadounidenses y no de la producción y el mercado colombiano”, señaló Valencia.

En ese sentido, considera que más que el riesgo de desmontarse el acuerdo comercial vigente, lo que le debe preocupar al país es que haya una renegociación justa para Colombia, ya que, contrario a las cifras que entrega el Ministerio de Industria y Comercio, Valencia señala que en los cuatro años que lleva el TLC con Estados Unidos, el país han perdido 30 billones de pesos, pese al aumento de los volúmenes intercambiados.

“Lo que hay que fijarse es en la balanza comercial: ver en cuánto han caído las exportaciones en los últimos años y en cuánto han subido las importaciones. Pasamos de tener un superávit a un déficit y esto ha sido consecuencia de un TLC con mayores beneficios para Estados Unidos”, afirmó.

Valencia señaló que los colombianos no debemos tener ilusión de que Trump le va a mejorar la economía a Colombia, ya que eso sólo le corresponde a los colombianos.

“La mejor decisión que puede tomar un gobierno que esté pensando en el desarrollo productivo es renegociar con Estados Unidos”, indicó Valencia.

El senador Jorge Enrique Robledo, quien se ha opuesto al TLC, ha dicho que el discurso de Donald Trump es más de efectos electorales y no cree que el presidente electo de Estados Unidos modifique el Tratado de Libre Comercio, pues le significaría un estrellón con el sistema económico de ese país.

Señala que, al contrario, Trump buscaría ‘exprimir’ a países como Colombia y que moderará su discurso. Sin embargo, dice que habrá que esperar que asuma el poder para ver cómo se irán desenvolviendo las cosas.

El senador Robledo es partidario de que el tratado de libre comercio sea renegociado, ya que el TLC con EE.UU., tal y como está montado actualmente, está golpeando la agricultura colombiana, entre otros efectos negativos.

Habrá que esperar a que Trump asuma el cargo para ver en qué escenario Colombia debe moverse en los próximos años en materia de comercio internacional, por ahora, la incertidumbre reina.

Javier Acosta
Portafolio.co
@javaco18