El negocio de tiempo compartido crece a un ritmo del 20% anual

Esta modalidad turística está presentando los incrementos más altos que en la región.

Se espera que más hoteleros y operadores turísticos entren a las ciudades pequeñas o intermedias.

Se espera que más hoteleros y operadores turísticos entren a las ciudades pequeñas o intermedias.

Archivo particular.

POR:
Portafolio
agosto 23 de 2017 - 07:57 p.m.
2017-08-23

La modalidad de vacaciones de tiempo compartido ha sido uno de los beneficiados del boom turístico que ha tenido el país, tanto, que según los empresarios del sector, se viene registrando un crecimiento de alrededor del 20% anual.

(Lea: Turismo de ocio y corporativo, los que más turistas extranjeros traen a Colombia) 

Se trata de un modelo en el que las personas compran un periodo de tiempo específico en un complejo vacacional, como si se tratara de su propia vivienda.

(Lea: La ocupación hotelera continúa en aumento

Según Juan Luis Londoño, presidente de la Asociación Colombiana de Propiedad Vacacional (Astiempo), en Colombia hay desarrolladores como Zuana, Decameron, Explorers Club, y On Vacation que están comprometidos con el respeto por el cliente y responden de una manera adecuada a las expectativas de los consumidores.

(Lea: Mincomercio saliente propone crear el Ministerio de Turismo

Para Patricio Rossi, director de Desarrollo de RCI para Suramérica –una de las compañías líderes en esta industria en el mundo–, cada vez más empresarios hoteleros y constructores han visto que este esquema representa un importante negocio. “Hoy en día, el mercado de la propiedad vacacional está dominado por jugadores específicos tanto de cadenas internacionales como marcas nacionales. Sin embargo, cada vez más, nuevos desarrolladores se unen a este liderazgo, asumiendo el reto de crear conceptos y productos creativos y flexibles, que satisfagan la demanda de los mercados actuales”, le dijo a este diario Rossi.

El directivo también reconoció que ha habido una buena dinámica en los últimos cuatro años. “En 2016 se vendieron más de 38.888 semanas, lo que generó un volumen de ventas de US$226 millones”, aseveró el directivo, quien agregó que la compañía ha reconocido un incremento en Colombia del 18% anual, mientras que en mercados como México se presentó un alza de apenas del 5% o Brasil del 13%. Incluso, el promedio para toda Latinoamérica es del 7%.

Para continuar potenciando al territorio nacional, Rossi propone que se mejore la calidad de los resorts y buscar destinos alternativos a los que ya se han explorado.

“La idea es que se vaya más allá de los lugares tradicionales turísticos, lo cual le da un valor agregado al producto y lo hace más atractivo para mercados que hoy no se abarcan”, comentó el directivo.

A su turno, Víctor Orozco, el director del Club de Vacaciones Explorers de GHL Hoteles, estuvo de acuerdo con que ha habido un incremento interesante en su segmento y no solo por cuenta de los extranjeros que quieren venir a Colombia, sino porque los nacionales también están prefiriendo destinos locales. “Como resultado de la devaluación del peso, al turista extranjero le parece muy económico comprar en el país, razón por la que nuestra base de socios internacionales ha aumentado considerablemente”, aseguró Orozco, quien también anunció que vienen presentando unos incrementos de un 20% en relación al año pasado.

Asimismo, mencionó que la firma ha reconocido que Colombia es un destino bien apetecido por los brasileños, chilenos, argentinos, ecuatorianos y peruanos, entre otros.
Municipios y ciudades intermedias, el siguiente paso.

Como lo mencionó Rossi, los destinos alternativos son uno de los retos y en los lugares donde ven más potencial y ese sería el siguiente paso de los operadores.

“Uno de nuestros planes a corto plazo es construir infraestructura turística en pequeños municipios, por cuenta de unos incentivos tributarios en territorios de menos de 200.000 habitantes”, aseveró el director del Club de Vacaciones de GHL.

Por lo pronto, todos están de acuerdo con que la dinámica de crecimiento continuará y que el potencial importante está en los pequeños municipios y en seguir consolidando los que ya están.

“A pesar de que en la economía colombiana se viene sintiendo una desaceleración, la industria del tiempo compartido seguirá teniendo una buena dinámica este año”, concluyó el presidente de Astiempo.

Impulsar el negocio

A propósito de ese potencial que tiene el negocio del tiempo compartido, el próximo 19 de Septiembre, en el Hotel JW Marriot, se llevará a cabo el Seminario de Oportunidades en la Industria del Tiempo Compartido y la Propiedad Vacacional, organizado por Astiempo, donde se abordarán temas de relevancia como el estado de la industria a nivel mundial, la importancia del marketing digital y la minería de datos como herramientas de venta, características y beneficios de la propiedad vacacional, entre otros.

marola@eltiempo.com

Siga bajando para encontrar más contenido