Camilo Herrera Mora
columnista

El empleo, es el empleo

El Emisor se equivocó en algún punto, dejando las tasas muy cerca de la inflación, lo que genera un enorme impacto en el empleo.

Camilo Herrera Mora
Opinión
POR:
Camilo Herrera Mora
julio 25 de 2016
2016-07-25 09:11 p.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/22/56cb67313466d.png

El mercado interno está muy afectado por la incertidumbre y la inflación, pero sobre todo por la creación de empleo. Los hogares han reducido su capacidad de compra ante una inflación del 8 por ciento, y están temerosos de lo que vaya a pasar con el proceso de paz y la reforma tributaria, lo que causa que contengan su gasto.

El dólar ya dio un descanso, basta esperar los términos de la reforma tributaria, con base en el impuesto de renta y el aumento del IVA, que al ser publicado como oficial, es muy posible que los hogares anticipen sus compras antes del cambio del impuesto, especialmente en bienes durables como carros, tecnología y muebles. Esto causará un inesperado efecto en las ventas este año.

La tasa de interés no da tregua. La tentación del Banco de subirla en los próximos días a niveles del 8 por ciento es muy alta, sin importar los impactos que esto tenga en el crédito, que no solo viene cada vez más lento, sino que está afectando las finanzas de las empresas.

Al sumar estos dos factores, un mercado que espera para comprar y una industria con altos costos, el empleo ha sido el sacrificado, pasando de crear en mayo del 2015 cerca de 488 mil puestos de trabajo, a 100 mil para el mismo mes en el 2016. Si bien, la tasa de desempleo no ha cambiado de manera importante, la menor creación de plazas sí genera menos crecimiento en la demanda interna, amplificando el efecto de la contención de compra, debido a la incertidumbre que esto produce, la menor capacidad de gasto por la inflación.

La industria y la construcción son los sectores que menos empleo han generado, y si a esto se le suma el cambio en las nóminas temporales de las alcaldías y gobernaciones por la entrada de los nuevos mandatarios, estamos viviendo un momento complejo para el mercado laboral.

Es fundamental que las 4G entren pronto en vigor para dinamizar el mercado, así como la creación de nuevas viviendas, financiadas por el Gobierno, para activar la economía y crear empleo; desafortunadamente esto es cada vez más difícil, por el déficit fiscal que vivimos y la falta de ejecutorias del gobierno.

Las cosas más caras, el crédito con tasas más altas, el Gobierno sin recursos para inyectar al mercado y un Banco Central con la idea de frenar la demanda interna para detener la inflación son elementos para la tormenta perfecta, que disminuye la creación de empleo.

¿Qué hacer? Dinamizar la economía, bajando las tasas de interés para que compradores e industria aligeren sus cajas y el mercado pueda bajar precios e incentive a los hogares para que vuelvan a comprar. Sin embargo, esto no es probable, ante la inminente subida de los tipos de interés por el Banco de la República.

El mercado depende de un efecto milagroso que haga que la gente salga a comprar más y dinamice a la industria, y ese algo no vendrá del edificio de la Jiménez con Séptima, porque el Emisor se equivocó en algún punto, dejando las tasas muy cerca de la inflación, y no ha podido corregir este error, generado un enorme impacto en el empleo. Quizá el fin del paro camionero ayude un poco.

Camilo Herrera M.
Presidente de Raddar
camiloherrera@raddar.net

Nuestros columnistas

día a día
lunes
martes
miércoles
jueves
viernes
sábado