Juan Manuel Ramirez M.
columnista

¿Feliz Día de la Niñez?

Juan Manuel Ramirez M.
Opinión
POR:
Juan Manuel Ramirez M.
mayo 02 de 2016
2016-05-02 07:20 p.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/19/56c7860c3a414.png

Felices todos con la celebración del mes de los niños. Dulces, animadores, mensajes por montones en Twitter recordando que se trata del futuro de Colombia, fotos políticas abrazando infantes unos segundos y algunas ferias con sentido comercial para aprovechar la temporada. Todo este ecosistema de emociones perdura incluso durante el año, pero con más énfasis en la última semana de abril.

Sin embargo, a veces la superficialidad o la indiferencia frente a lo fundamental hacen dejar a un lado que, mientras todos celebran, la realidad de miles de niños en el país sigue siendo desafortunada. La Guajira, como muchos otros departamentos, padece desnutrición infantil en su máxima expresión. Una situación que en mi concepto es de las más graves de los últimos 100 años de historia. Inaceptable creer que se podría terminar el 2016 con nuevos casos de muertes de niños porque no tienen acceso a la comida. Estamos hablando del siglo XXI, el de los YouTubers, el de las estrellas Michelín en los restaurantes, el de los enormes niveles de producción y distribución de alimentos en las grandes superficies y el del acceso de nuestro país a la Ocde (el club de los ricos).

Si no fuera por los reportajes del periodista Gonzalo Guillén, a quien aprecio, pero con quien no comparto su estilo de denuncia, pocos en Colombia se hubieran percatado de la gravedad del asunto. En eso, luego contribuyeron otros colegas de medios nacionales, y con fuerte carácter la senadora liberal Sofía Gaviria. Por ello, el Gobierno debe entender que, tan delicado es el fenómeno de la desnutrición infantil en nuestro territorio como el terremoto de Ecuador. Uno esperaría que después de que se revelaran estas historias de muertes de niños de meses y unos pocos años de vida, el país se iba a volcar con una gran intervención sobre La Guajira. Todo el gabinete ministerial a despachar desde ese departamento, las fuerzas militares garantizando la gobernabilidad y la justicia haciendo lo propio con los carteles que trafican con los alimentos de los niños.

Pero esas fueron solo mis expectativas. Hoy, el debate apenas se limita a determinar quién es el responsable de las cifras de desnutrición: ¿El Dane o el Icbf), o incluso quién debe renunciar por esta y otras razones arriba mencionadas. Y mientras seguimos en las discusiones políticas, nuevos casos de niños que mueren por desnutrición se conocen en otras regiones del país. La discusión no da espera. De hecho, cuando usted lee esta columna en la comodidad de su desayuno, un niño podría estar muriendo por desnutrición en Colombia.

Cuando se habla del Día de la Niñez, valdría la pena reflexionar sobre qué tan efectivas son nuestras acciones de política pública (como Estado) y qué papel jugamos todos los ciudadanos para ayudar a frenar problemáticas tan graves como la desnutrición infantil, el trabajo infantil (sobre todo el que ve uno en los semáforos), el abuso y la falta de acceso a la educación.

Todos los actores son claves: gobiernos locales y nacional, ciudadanos, academia, emprendedores y empresarios. Con este contexto sí celebremos, de resto mejor ahórrese los trinos.

Juan Manuel Ramírez Montero
Consultor / j@egonomista.com

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado