Para una mejor experiencia active el soporte javascript de su celular. Como hacerlo?

Últimas Noticias de Economía y Negocios de Colombia y el Mundo

Sábado 20 de Diciembre 2014

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Gas natural domiciliario se toma los hogares del país

Septiembre 1 de 2011 - 7:29 pm


El gas natural es una fuente de energía de bajo precio para los hogares colombianos.

El combustible sigue desplazando a la energía tradicional.

 

Limpio, amigable con el medio ambiente, seguro, económico y de alto poder calorífico, son las principales cualidades que han llevado al gas natural a convertirse en el jefe de los combustibles en la cocina de los colombianos, a punto de que ningún otro de los generadores de energía como electricidad, cocinol, leña, gasolina, petróleo y hasta acpm, ha dado la talla en la competencia por abastecer las estufas y los calentadores de agua.

Sus reconocidas virtudes son suficientes para ganarse la recomendación de ambientalistas y formar parte de los planes de infraestructura social del Gobierno.

El combustible de moda, usado por más de la mitad de los hogares colombianos, dejó atrás las largas filas de familias de escasos recursos que se peleaban por una ficha para reclamar el equivalente a cinco galones semanales de cocinol, e incluso le ganó la carrera a su hermano metano comprimido, que aún llega en cilindros a los sectores donde no hay redes de gas natural domiciliario.

Proveniente de depósitos subterráneos ubicados principalmente en zonas como el Huila, Casanare y el Magdalena Medio, e incluso en el fondo del mar, como en La Guajira, Colombia no solamente produce la materia prima suficiente para atender su demanda, sino que ha comenzado a exportar, especialmente a Venezuela.

Pero en medio de las virtudes, el gas natural enfrenta algunos mitos respecto a su seguridad. En efecto, el producto tiene sustancias inconvenientes que hacen necesario deshidratarlo, purificarlo y separar los compuestos de azufre. Antes de distribuirlo hay que odorizarlo y agregarle un aroma fuerte que sirve de alerta sobre eventuales fugas.

LOS BENEFICIOS

En la escala de beneficios, uno de los primeros es su bajo precio. La utilización del gas natural para fines domésticos representa apenas una quinta parte del valor de la energía hidroeléctrica.

La combustión de gas natural produce menos desechos en comparación con combustibles como Acpm, fuel oil, gasolina, leña y carbón.

Entre los desechos que estos producen están: humo, hollín, compuestos volátiles tóxicos, lo que ayuda a conservar el aire.

En seguridad, las redes domiciliarias son construidas con tubería de polietileno de media densidad, con resistencia a la corrosión y unidas por alta temperatura.

Debido a la baja presión usada para llevar el gas natural al interior de las viviendas, es poco probable que en el caso de una fuga se produzcan acumulaciones explosivas, comunes en otros combustibles.

El gas natural es un recurso limpio, es decir, que sus emisiones son menores que las de los combustibles fósiles usados en el país.

Las anteriores ventajas lo convierten en un producto atractivo para los consumidores. Y es que las cifras lo dicen todo.

La Asociación Colombiana de Gas Natural (Naturgas), indica que este combustible llegó en el 2010 a 367.861 hogares más, lo que equivale a un crecimiento del 7 por ciento en instalaciones. l 31 de diciembre pasado el país contaba con 5’661.126 usuarios residenciales conectados.

El gas natural domiciliario llegó en el 2010 a 28 nuevos municipios, con lo que ya está en casi 600 poblaciones, es decir, en un poco más del 50 por ciento de los centros urbanos del país. Y sigue creciendo.

Si usted quiere comentar este artículo por favor

Todos los comentarios en Portafolio.co son hechos por personas registradas y plenamente identificadas.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

  • Otras Versiones

Publicidad

Publicidad

Publicidad