Para una mejor experiencia active el soporte javascript de su celular. Como hacerlo?

Últimas Noticias de Economía y Negocios de Colombia y el Mundo

Sábado 25 de Octubre 2014

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Hoja de vida, más que un documento, su carta de presentación

Agosto 27 de 2012 - 12:14 pm



Sin necesidad de hacerlo personalmente, el candidato a un empleo puede presentarse y ser conocido en una compañía a través de esta herramienta.

Los formatos en PDF, Flash, audioslides, Word y otros tipos de documentos conforman las nuevas formas de hacer conocer su recorrido académico y laboral.

Así como es indispensable tener una impecable presentación personal a la hora de ir a trabajar, es necesario contar con una ‘impactante’ pero sobria hoja de vida. Desde la tipografía, la distribución de los espacios, el formato y la información expuesta son evaluados por las dependencias de contratación de las diferentes compañías.

La idea inicial al presentar la hoja de vida es conseguir un empleo; pero su objetivo inmediato es ser aceptado en el proceso de selección, razón por la cual debe ser atractiva, convincente, veraz y contundente. A su vez, la información debe ser lo más concreta y organizada posible, pues esto ahorra tiempo y esfuerzo.

En la hoja de vida el aspirante debe presentarse como el candidato más idóneo para las exigencias del cargo al que aplica. De igual manera, debe demostrar los beneficios y las ventajas que ofrece para la empresa y para el desempeño del cargo al que se postula.

No tiene sentido que coloque información poco relevante, que no haya aportado a sus conocimientos y mejorado sus competencias laborales.

Es indispensable que tenga en cuenta datos, como los siguientes, antes de empezar a redactar el documento: el listado de empresas a las que piensa aplicar, los perfiles de competencias de los cargos que haya podido conocer, una lista diferenciada de los valores agregados del candidato, una relación y corta descripción de los artículos, libros u otras publicaciones realizadas, los diplomas o certificaciones de estudios cursados y las certificaciones laborales de los empleos que va a mencionar en la hoja de vida.

La carta de presentación personal no debe ser ni muy extensa ni muy resumida; por eso, no debería exceder las dos o tres páginas. Las hojas de vida extensas no se leen, porque quienes deben hacerlo no tienen tiempo: siempre hay demasiados candidatos; por el contrario, las que son demasiado resumidas pueden omitir información valiosa sobre sus capacidades.

Los datos que ofrezca el candidato deben ser verdaderos, pues las empresas buscan gente en quien pueda confiar. Es importante que al ser llamado a una entrevista los datos que posiblemente le pregunten concuerden con los registrados y expuestos. Mentir sólo le causará problemas en el futuro.

Es primordial que coloque la fecha en que actualiza la hoja de vida, con esto el empleador podrá tener una lectura más fácil sin tener necesidad de desglosar punto por punto. Los datos personales también son un punto relevante, con ellos la localización del aspirante será directa y tendrá gran opción de llevarse el empleo.

Con las nuevas tecnologías y los procesos de información es indispensable el teléfono celular y el correo electrónico; no es muy relevante colocar la edad, el estado civil y el número de hijos.

En el perfil profesional debe ser conciso y no muy extenso; en este punto debe quedar claro lo que el aspirante ofrece como profesional, sin subestimarse ni sobreestimarse, de tal manera que quien lo lea entienda por qué es el candidato indicado para el cargo vacante.

Otro de los puntos que buscan los empleadores de hoy en día es que haya una motivación establecida; en este aspecto debe primar la claridad a la hora de trazar los objetivos. Se debe plantear un interés particular en vincularse laboralmente a la empresa que se presenta; debe demostrar que conoce su misión, su visión y sus lineamientos en el sector al que se aplica.

No es suficiente solo mencionar los estudios realizados y los títulos obtenidos; es necesario destacar las competencias que ha adquirido durante la formación académica, al igual que los logros académicos, si son relevantes en relación con el cargo al que desea aplicar.

Es importante mencionar únicamente los estudios certificados y aquellos que realmente le hayan aportado, sin olvidar indicar la institución, el lugar y las fechas correspondientes. Es primordial incluir las tesis laureadas con el nombre completo del trabajo de grado.

No es necesario incorporar los estudios secundarios ni primarios, aunque el interés en ellos varía para cada empresa. Son pertinentes cuando, por ejemplo, la competencia en el manejo de otros idiomas proviene de los estudios en este nivel. Cabe recordar que es dispendioso para las personas encargadas de procesos de selección recibir hojas de vida con títulos, diplomas y certificados académicos anexos.

La experiencia laboral es uno de los aspectos más relevantes de la hoja de vida y es preciso que incluya las funciones específicas que desempeñó el candidato en cada cargo y los logros obtenidos durante su vinculación laboral; estos últimos son el resultado de la óptima aplicación de sus competencias, de sus conocimientos y de sus habilidades.

Siempre debe tener en cuenta el nombre de la empresa, la ciudad donde está radicada, los cargos desempeñados, las funciones que ejerció, los logros obtenidos y las fechas de permanencia en cada empleo o cargo.

Es primordial mencionar en los idiomas que maneja, si los habla, los lee y los escribe y en qué grado los domina: básico, intermedio o avanzado. Nunca mienta o exagere a este respecto

 

A continuación, algunos tips para tener en cuenta:

 

- Utilice un papel fino y una impresión de óptima calidad.

- Use fuentes tradicionales (Arial o Tahoma).

- Utilice un tamaño de letra entre 10 y 12 puntos, máximo.

- Cuide los márgenes e interlineados.

- Utilice negrilla o mayúsculas para destacar títulos o encabezados.

- Revise la redacción y la ortografía.

- Envíe siempre el original, no fotocopias.

- No incluya sus debilidades ni sus carencias, destaque sus habilidades y sus competencias.

 - Utilice frases y párrafos cortos.

 - No es aconsejable incluir la expectativa salarial, a menos que la empresa lo solicite de antemano.

- No incluya aficiones ni pasatiempos o intereses, a menos que contribuyan a reforzar su capacidad laboral frente al cargo al cual busca aplicar.

CON INFORMACIÓN DE ‘PROFESIONALES CON MARCA REGISTRADA’

Si usted quiere comentar este artículo por favor

Todos los comentarios en Portafolio.co son hechos por personas registradas y plenamente identificadas.

1 comentarios

1.
Por: nairogm
Miércoles, 19 de Octubre de 2011 - 20:20

En vez de aprender a hacer hojas de vida, deberías aprender a hacer dinero. Visita ya mismo www . riquezaextrema . info

Publicidad

Publicidad

  • Otras Versiones

Publicidad

Publicidad

Publicidad