‘Hace falta que el Gobierno apoye más la innovación’

John Biggs, líder de innovación de Dow para A. Latina cuenta cómo su empresa entendió que no puede tener todas las patentes y por eso busca alianzas.

John Biggs, líder de innovación de Dow para América Latina.

John Biggs, líder de innovación de Dow para América Latina.

Archivo particular

Innovación
POR:
Portafolio
diciembre 01 de 2016 - 08:02 p.m.
2016-12-01

John Biggs, líder de innovación de Dow para América Latina, quien vino recientemente a la premiación de un concurso que hace su empresa, asegura que en el país hay muchas mentes innovadoras pero falta apoyo del Gobierno en ese campo. A la vez que los empresarios muestran temor para aportar capitales de riesgo que sirvan para llevar a la realidad buenas ideas.

¿Qué está haciendo ahora Dow para innovar?

Cada año hacemos cosas nuevas y toda la gente en Dow tiene sus proyectos en innovación. En el 2015 empezamos por primera vez a trabajar por fuera de nuestro negocio, en cadenas de valor.

¿O sea, innovación abierta?

Sí, fue la primera vez que decidimos no enfocarnos solo en vender productos, y trabajar con toda la cadena de valor, con el fin de desarrollar más negocios y más empresas socias. Entonces, en cada parte de América Latina donde tenemos presencia fuerte –México, Brasil, Colombia y Argentina– seleccionamos un campo. En Colombia es infraestructura, porque el Gobierno elaboró un Plan Maestro de inversión pensando en el posconflicto.

¿Qué presencia tienen en esta área?

Tenemos varios productos que vendemos en la cadena de infraestructura: aditivos, cemento y pinturas, pero nunca mirábamos esto en forma global. Cambiamos la mirada sobre esto y empezamos a buscar socios por fuera para trabajar en esta cadena. Con varias investigaciones llegamos a una alianza con la Corporación Ventures, una empresa con mucho contacto en el área de startups, con el fin de lanzar un proyecto dirigido a que las startups vengan a trabajar con nosotros.

¿Cuál es el premio que instauraron?

El proceso comenzó en mayo y se presentaron 100 proyectos de varias empresas, universidades y startups pequeñas. Luego hubo un filtro del que quedaron 80, seleccionamos seis como finalistas y de ahí salieron los dos mejores –hace dos semanas fue la premiación, con presencia de los líderes de Dow, entre ellos Biggs–.

¿Por qué meterse con esto?

Nuestro problema es que haciendo los desarrollos solo dentro de la empresa, no solo es muy costoso, sino que es más lento y no tenemos tiempo, porque el mercado está cambiando tan rápido que tenemos que ser veloces y la única manera es buscar socios.

¿Qué reciben los ganadores?

Ellos reciben un premio y vamos a tomar el proyecto suyo para ayudarlo a desarrollar. Estos tienen que ver con soluciones de infraestructura sostenible. Estamos buscando nuevas formas de construir casas, de usar el reciclaje y desarrollar un modelo de negocio con ellos para lanzar esto al mercado.

¿Dow les puso un problema y ellos plantearon soluciones?

Exacto. Hay varios proyectos que presentaron para ahorrar energía en casas y edificios usando la basura municipal, con una mezcla de varias tecnologías.

¿De quién queda la propiedad intelectual?

Es una alianza, pero ellos siguen siendo los dueños. Buscamos en qué podemos ayudarles para que crezcan, porque el punto en general ahora, en el 2016, es que solo podemos crecer en nuestro negocio cuando el resto alrededor también lo hace. Antes éramos más predadores, pero ya no podemos actuar así, tenemos que ser más colaborativos, con alianzas para desarrollar el mercado.

¿Cómo vio el potencial creador local?

Acá hay muchos emprendedores que están tratando de sacar adelante proyectos nuevos, pero veo menos participación del Gobierno que en otros países. En Brasil, por ejemplo, el Gobierno dispone de mucho dinero como capital de riesgo para inversión y nuevos proyectos.

¿Eso no tendría que venir más del sector privado que del público?

También, pero en otros países, como EE. UU. y Europa, los gobiernos ponen mucho más dinero. El resto puede ser ayuda con exenciones de impuestos y pequeñas cosas que ayuden a que las empresas salgan adelante, porque muchas tienen que pasar el ‘Valle de la muerte’ (donde desaparecen la mayoría de los emprendimientos).

¿En qué áreas debería enfocarse Colombia para innovar?


En el momento el tema de infraestructura es muy importante. Tenemos dos países: el rural y el urbano, y por eso hay que integrarlos; la infraestructura ayudaría mucho.
Además, en alimentos, Colombia es muy fuerte, sobre todo en segmentos como flores, palma de aceite y caña de azúcar. Tienen que enfocarse ahí, porque su país nunca va a ser como Brasil o Argentina para producir soya o maíz, donde tienen muchos millones de hectáreas disponibles.

¿Cuánto dinero y personas destina Dow en la región para innovación?

En todo el tema de materiales –infraestructura tiene otro responsable– son 150 a 160 personas, y en cuanto a dinero, Dow global destina aproximadamente 1.500 millones de dólares a investigación y desarrollo por año. Tenemos laboratorios en América Latina, Estados Unidos, Europa, China... y funcionamos como una red global, de manera que cuando hay un problema que no podemos resolver acá, nos apoyamos en los demás.

¿Hay planes de más centros de innovación en el área?

Lo que estamos haciendo es aliándonos con las universidades locales. Acá tenemos un acuerdo con la Universidad de los Andes, que nos ayuda con los desarrollos.

LAS DOS IDEAS GANADORAS EN EL CONCURSO 

Los ganadores del premio Dow ‘Infraestructura Sostenible’ en el marco del Concurso Ventures fueron: BS Ecomaterials, con un desarrollo para fabricar bloque de cemento con materiales reciclados de construcciones. A este le dan $20 millones para continuar su idea. También, Material Polimérico (BIK), recibe $15 millones por una solución plástica que se aplica en la base de las carreteras terciarias con el fin de eliminar baches y que no suelten polvo.