‘A la creatividad hay que sumarle negocio y gerencia’

Tomás Cerón, director de la carrera gestión en industrias creativas, de LCI Bogotá, habló sobre el auge de la economía naranja.

Tomás Cerón, director de la carrera gestión en industrias creativas de LCI Bogotá.

Tomás Cerón, director de la carrera gestión en industrias creativas de LCI Bogotá.

Archivo particular

Innovación
POR:
Portafolio
agosto 21 de 2016 - 05:30 p.m.
2016-08-21

Uno de los retos de la llamada economía naranja es fortalecer la habilidad de los emprendedores en temas de administración y gerencia para lograr proyectos exitosos.

En eso LCI Bogotá fundamenta su nuevo programa de gestión en industrias creativas.

Tomás Cerón, director de la carrera, explica el objetivo de la nueva opción académica.

¿Cuál es el objetivo de la carrera?

Formar tecnólogos expertos en administrar y gerenciar cualquier empresa que trabaje alrededor de la creatividad. Usando el diseño estratégico como herramienta clave para desarrollar nuevas oportunidades.

¿Cuánto dura y cuál es el contenido del programa?

El programa dura 7 cuatrimestres divididos en 4 segmentos del conocimiento: gestión, innovación, investigación y humanidades.

¿Por qué LCI abandera este programa?

La escuela ha detectado la necesidad de muchos de sus egresados, y de gran parte del sector de la creatividad, de mejorar las habilidades y las competencias a nivel de negocio y gerencia, para lograr mayor efectividad al momento de implementar cualquier emprendimiento.

¿Qué vacíos espera llenar?

La economía creativa está permeando toda la economía mundial, no solo desde las industrias creativas, sino dentro de los negocios tradicionales. La creatividad se ha convertido en un activo clave para el desarrollo de la innovación. Durante mucho tiempo se ha pensado que la innovación es un fenómeno netamente técnico, eso está empezando a cambiar.

¿En qué países dictan este tipo de cátedra?

Los ingleses son pioneros en gestión de industrias creativas y, en general, todos los países anglosajones lideran el tema.

¿Qué tan avanzada está en el país la economía naranja?

Según cifras de la Cámara de Comercio de Bogotá, las industrias creativas equivalen al 3,3 de PIB nacional, generando más de un millón de trabajos.

¿Existen subsectores con mayor y menor dinamismo en la economía naranja?


Sí. Los medios audiovisuales y las TIC impulsan las demás. Aunque la industria editorial no se queda atrás. Por ejemplo, muchos diseñadores gráficos se mueven hacia el trabajo en TIC.

¿Cuáles son las debilidades y las fortalezas de quienes aspiran a crecer como profesionales en este campo?

La gran debilidad es que para el mercado nacional un gestor de IC tiene un perfil completamente novedoso, pero su gran fortaleza radica en su formación y en el valor que puede aportar en cualquier emprendimiento.

¿Cómo estamos frente a otros países?


Colombia no va nada mal. Según Innpulsa estamos en el quinto puesto en innovación en la región, y existen varias instituciones ayudando a fomentar la creatividad como capital empresarial.

¿Cuáles son las perspectivas de crecimiento?

Son muy buenas. Cada día más profesionales del diseño terminan relacionándose con el emprendimiento. Y las grandes organizaciones están empezando a entender que la creatividad impulsa la innovación. La economía naranja cada día mueve más dinero y el poder de las industrias creativas lo estamos viendo cada vez con mayor fuerza en nuestra vida diaria.

¿La falta de financiación es un talón de Aquiles para su desarrollo?

No creo que haya falta de financiación. Lo que creo es que el emprendedor en creatividad sigue convencido de que su talento lo sacará adelante y deja de lado la parte más clave de cualquier emprendimiento, el negocio. Si los creativos no se capacitan para entender mejor cómo se administra un negocio, cualquier iniciativa está llamada a fracasar. Por eso nuestro programa combina ambas cosas, nuestros alumnos recibirán herramientas de diseño y fundamentos de negocio. No queremos competir con la administración de empresas. Estamos convencidos de que nuestro conocimiento la complementa y permite crear nuevas oportunidades. Los emprendedores en creatividad deben conocer exactamente qué puertas tocar. Canales hay muchos.

¿El programa aborda algo sobre financiación?

Por supuesto, en el área de gestión nuestros alumnos recibirán las herramientas para emprender, para crear y diseñar nuevos modelos de negocio y, por sobre todo, para entender el marco legal que implica tener una empresa. Nuestros estudiantes sabrán perfectamente las puertas que deben tocar para materializar sus ideas.

¿Cuáles son las debilidades del sector?

Particularmente, en Colombia el mercado sigue teniendo un corte muy tradicional, el pensamiento clásico de gerencia sigue rigiendo la dinámica nacional. Pero creo firmemente que la creatividad se irá abriendo espacio dentro de nuestra sociedad. Fenómenos como el éxito de la feria del libro, o diferentes festivales en distintos campos del diseño y el arte, demuestran que nuestro país está dando los primeros pasos para consolidar aún más la economía naranja. Existen muchos eventos alrededor del tema. Casi todos en Bogotá y Medellín.

congom@portafolio.co