Cambios y alcance del liderazgo

El nuevo liderazgo consiste en que cada individuo se apersone de manera efectiva de su trabajo, sin importar el cargo.

Lider

123rf

POR:
Portafolio
agosto 13 de 2018 - 11:39 p.m.
2018-08-13

En la actualidad, el concepto de liderazgo se extiende a las acciones individuales indistintas del cargo que se ocupa, buscando que las personas sean más efectivas, eficientes y felices en los proyectos que se emprenden o de los que forman parte. Su implementación se convierte, por tanto, en una estrategia gana-gana entre empresas y empleados, sin dejar de ser igualmente relevante para los emprendedores.

Palabras más, palabras menos, por tradición, el concepto de liderazgo se ha atribuido a personas que ocupan cargos específicos, generalmente asociados a altos niveles ejecutivos, con equipos al mando, a los cuales deben dirigir de manera efectiva, basados en complejas capacidades innatas y/o desarrolladas a través de la experiencia.

Sin embargo, en los últimos años, este concepto ha sufrido cambios importantes en su alcance y definición. Es una pregunta compleja y propia de otro escenario, establecer si es adecuado extender los alcances del término bajo el mismo nombre, o si es pertinente el desarrollo de un nuevo concepto, para mantener claras las fronteras de cada uno.

Ahora, si se debe reconocer que tanto la versión tradicional como la nueva, comparten elementos y resultados comunes, que deben ser considerados y aprovechados en la búsqueda del éxito de las empresas.

El ‘nuevo’ liderazgo, consiste en que cada individuo se apersone de manera efectiva de su trabajo, sin importar el cargo, convirtiéndose en agente de cambio, en la permanente búsqueda de la excelencia, para alcanzar la realización laboral y personal.

Es evidente que las empresas ganan mucho, a través de un personal más comprometido, por lo cual resulta interesante no dejar pasar por alto esta alternativa. Para ello, es necesario brindar como empresa, una serie de herramientas que deben ser administradas de manera estratégica y efectiva.

La principal de ellas, entre otras, se basa en mostrar a cada miembro del equipo de trabajo (asegurándose que comprendan y lo mantengan presente), cuál es el impacto de su trabajo dentro de la organización.

Con ello, se busca, no solo aumentar el compromiso, sino lograr además una serie de cambios de paradigmas, basados principalmente en pasar de motivar el cumplimiento a motivar el desarrollo óptimo, así como pasar de una motivación extrínseca a una intrínseca o propia del individuo.

Esta propuesta no se debe confundir con un típico programa motivacional más, puesto que se trata de desarrollar habilidades y nuevas metas en las personas que no solo tendrán impacto en su trabajo actual, sino que son herramientas que cambiarán actitudes y acciones, que los acompañarán de por vida en cualquier proyecto personal o laboral que emprendan.

Con ello, el programa no es situacional, sino que se convierte por sí mismo en una propuesta de valor para quienes trabajan en la empresa.

Ente las ventajas adicionales, no se requiere, y de hecho no se recomienda, implementar programas de incentivos o de promoción, porque el objetivo central es la realización personal y cualquier promoción, no es causa, sino efecto del cambio.

En el caso de los emprendedores o empresas unipersonales, el liderazgo personal se convierte en la mejor alternativa para su autogestión efectiva, logrando aprovechar y direccionar todo su potencial hacia las metas que se ha trazado, pero a su vez, su liderazgo personal puede convertirse en su mayor propuesta de valor para sus clientes, por la alta efectividad, credibilidad y confianza que pueden alcanzar.

Nora Sarmiento Prüter
Investigadora de ALAEX

Siga bajando para encontrar más contenido