Las aulas virtuales, estrategia clave para mejorar la educación

La realidad virtual (RV) hace que los jóvenes se enfoquen más y obtengan mejor aprendizaje en menos tiempo.

Educación virtual

Para que la realidad virtual tenga una alta penetración en los colegios de Colombia, el camino por recorrer todavía es muy largo.

Édmer Tovar

POR:
Portafolio
julio 10 de 2018 - 09:49 p.m.
2018-07-10

Uno de los sectores más beneficiados por la transformación digital hoy es la educación, gracias a las nuevas tecnologías que hacen posible que profesores y estudiantes tengan otras formas de aprendizaje a través de la experiencia lo cual se facilita con la realidad aumentada y la realidad virtual.

Un ejemplo de educación experiencial basada en la tecnología son las aulas de realidad virtual, las cuales les permiten a los alumnos disfrutar de clases mucho más interactivas, haciendo posible que tengan un entorno de aprendizaje original.

(Lea: Llega a Colombia el revolucionario de la educación ‘online’)

Visitar monumentos, museos, sitios históricos e incluso ir al espacio sin salir del salón de clase, son algunas de las actividades a las que da acceso la tecnología para que los estudiantes sean protagonistas de las historias que normalmente leen, de manera que no solo se limiten a ser espectadores de libros e imágenes frías.

(Lea: Educación virtual, un camino que apenas inicia en el país

NEUROEDUCACIÓN

Los expertos actuales en neuroeducación coinciden en que las emociones son fundamentales en el aprendizaje, y la realidad virtual (RV) tiene la capacidad no solo de atrapar la atención de los estudiantes sino de conmover y enseñar de forma didáctica sin la preocupación ni el esfuerzo que implica hacer una salida de campo.

(Lea: La educación virtual del país mejora su calificación

Además, las experiencias de inmersión consiguen alargar el tiempo de atención de los estudiantes y mejorar el trabajo en equipo, según el estudio “Realidad Virtual, el siguiente paso en el futuro de la educación” que fue elaborado por la Universidad de Gotemburgo. Asimismo, la tecnología ha encontrado en los programas de televisión y en los expertos ambientalistas un aliado para la generación de contenido de calidad que lleva a los alumnos a una experiencia de 360° como la de “Wild Immersion” de Jane Goodall, en la que es posible estar frente a frente con un león sin riesgos de ataque y ni dañar los ecosistemas.

Otros creadores de contenido como Google o National Geographic también han diseñado experiencias para las aulas virtuales que dan la oportunidad de viajar a través de los gadgets a lugares que han sido declarados Patrimonio de la Humanidad como la Gran Barrera de Coral en Australia, las pirámides de Egipto o el recinto de Stonehenge, por nombrar algunos ejemplos conocidos.

En una entrevista del diario El País, Óscar Costa, profesor de primaria del Colegio concertado Trabenco de Madrid, señaló que la realidad virtual “hace que los chicos se enfoquen más y obtengan un mejor aprendizaje en menos tiempo”, porque los espacios en los que se entra por medio de la realidad virtual son envolventes.

De esta manera, el docente no tiene que preocuparse por captar la atención del estudiante, sino más bien lograr que los contenidos sean interiorizados.

CONCENTRACIÓN

Para conseguir una aprehensión del conocimiento, las herramientas tecnológicas virtuales también suponen un instrumento para controlar los contenidos a los que tienen acceso los estudiantes. Ya tenemos en el mercado una aplicación para instituciones educativas con la cual los docentes, entre otras cosas, pueden ver qué tienen abiertos los estudiantes en sus dispositivos y, de ser necesario, bloquear el acceso a otros temas que no están relacionados con la clase y que interrumpen su concentración de los demás.

De igual manera, al finalizar un tema el profesor puede hacer preguntas por medio de las plataformas y conocer inmediatamente si los temas tratados en clase fueron entendidos por la totalidad de las personas o si es necesario hacer un refuerzo en un punto específico.

A su vez, los dispositivos electrónicos de las aulas virtuales permiten hacer un monitoreo de pantalla con el que los profesores visualizan el avance de los proyectos y tareas de sus alumnos, convirtiéndose en una herramienta de ayuda que les permite aclarar dudas mientras investigan.

Estos instrumentos se presentan como una alternativa para que los colegios ahorren en procesos y recursos como el papel, por medio de las pantallas interactivas en las cuales se pueden presentar exámenes mientras el docente supervisa la actividad de los alumnos, habilita o desactiva el internet y califica en tiempo real.

El material que se usa para implantar la realidad virtual -smartphone para los alumnos, tableta o móvil para el profesor, red WiFi y gafas de realidad aumentada- también se ha vuelto más accesible porque antes el coste de los visores era de unos US$45 (cerca de $129.616), pero con la implementación de nuevos materiales se han abaratado los costos.

No osbtante, para que la realidad virtual tenga una alta penetración en los colegios el camino todavía es muy largo pues si bien las posibilidades de aprendizaje son enormes, las trabas se asemejan en dimensión.

LAS BARRERAS

Para Laura Morillas, consejera técnica en la Unidad de Apoyo a Dirección en el Intef del Ministerio de Educación Español, “los frenos para su implantación son, por un lado la democratización de la tecnología, es decir, que tengamos herramientas asequibles y de calidad de RV, segundo, la rigidez del sistema educativo y tercero, la formación del profesorado en este mundo tan complejo”.

El caso colombiano no dista del español o de cualquier otra parte del mundo pues aunque se ha identificado a la tecnología como una herramienta para lograr una mayor difusión de la educación, es necesario que haya más colegios dotados de este tipo de instrumentos.

La secretaria de Educación de Bogotá, María Victoria Angulo, sostiene que los dispositivos tecnológicos no pueden ser solo un elemento más en los salones, sino “un escenario de aprendizaje”.

Santiago Holguín
Gerente General de Lenovo Colombia

Siga bajando para encontrar más contenido