En 2015, inversión extranjera directa cayó en Colombia 26%. Así le fue a la región  

América Latina completaría 5 años sin crecimiento en este índice. Al final de 2016 caería hasta un 8,0 por ciento. 

Inversión extranjera en Colombia llega a US$8.564 millones

La Cepal no ofreció proyecciones por país para este año.

Internacional
POR:
reuters
junio 15 de 2016 - 03:52 p.m.
2016-06-15

La inversión extranjera directa en Colombia cayó un 26 por ciento el año pasado por cuenta de la disminución de los precios de los minerales.

Así lo informó este miércoles la Cepal, que agregó que la inversión extranjera directa (IED) en América Latina caería hasta un 8,0 por ciento en 2016, completando así cinco años sin crecimiento, arrastrada por la profunda recesión en Brasil y el desplome de los precios de las materias primas.

De acuerdo con la entidad, la caída de este año se sumaría al retroceso de un 9,1 por ciento a 179.100 millones de dólares en 2015, el nivel más bajo desde el 2010, según datos entregados por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe.

En su informe, Cepal corrigió los resultados de años previos debido a revisiones de los países y a la incorporación de nuevas metodologías de cálculo, lo que implicó que en 2014 la IED cerró estable y no con una caída del 16 por ciento. Además ajustó a la baja los datos de 2012 y 2013.

“La IED se mantendrá en niveles inferiores a los alcanzados en los últimos años, en línea con las perspectivas económicas. Podría disminuir hasta un 8 por ciento, aunque seguirá siendo un factor importante en las economías de la región”, dijo Cepal.

La entidad no ofreció proyecciones por país para este año.

Pese a la prevista caída de la IED, el organismo multilateral enfatizó en que los países pueden aprovechar estos flujos para diversificar sus economías, potenciar la innovación y la incorporación de tecnologías.

En 2015, la caída de la inversión extranjera se concentró en Brasil, donde disminuyó un 23 por ciento en medio de la peor recesión económica en décadas que no avizora una pronta recuperación.

En México, segundo receptor de IED, los recursos desde el extranjero aumentaron un 18 por ciento a 30.285 millones de dólares en el 2015, uno de los niveles más altos en siete años, impulsados por la industria automotriz y las telecomunicaciones.

En Argentina, los flujos externos subieron el año pasado un 130 por ciento, por una baja base de comparación derivada de la nacionalización de la petrolera YPF.

La disminución de los precios de los minerales afectó negativamente la inversión extranjera en Chile (20.457 millones de dólares) y Colombia (12.108 millones de dólares), con caídas el año pasado de un 8 por ciento y un 26 por ciento, respectivamente.

En Centroamérica, los ingresos de IED aumentaron 6 por ciento, de los cuales casi la mitad fue absorbida por Panamá, seguido por Costa Rica.

Las salidas de IED desde la región disminuyeron sustancialmente a 47.362 millones de dólares en 2015, un 15 por ciento menos que el año anterior, lo que refleja la moderación de la expansión que habían iniciado las llamadas empresas translatinas entre 2007 y 2012.

Reuters