Unos 700 inmigrantes habrían muerto en naufragio

El hecho sería el peor de la crisis de inmigrantes en el sur del Mediterráneo en décadas y elevaría el número total de fallecidos desde el comienzo del año a más de 1.500.

Un grupo de inmigrantes rescatado. Al menos, 400 murieron.

EFE

Un grupo de inmigrantes rescatado. Al menos, 400 murieron.

Internacional
POR:
abril 19 de 2015 - 07:50 p.m.
2015-04-19

Hasta 700 personas habrían muerto cuando el barco en el que viajaban se hundió frente a la costa libia durante la madrugada del domingo, en el que podría ser el peor desastre en el Mediterráneo de inmigrantes que huyen de la pobreza y la guerra hacia Europa.

Si se confirma la cifra, el hecho sería el peor de la crisis de inmigrantes en el sur del Mediterráneo en décadas y elevaría el número total de fallecidos desde el comienzo del año a más de 1.500.

La jefa de política exterior de la Unión Europea, Federica Mogherini, dijo que los cancilleres del bloque discutirían el asunto durante una reunión el lunes en Luxemburgo.

La semana pasada se reportó que unas 400 personas habrían muerto cuando intentaban llegar a Italia desde Libia, a causa del naufragio de la embarcación en la que viajaban. La emergencia se declaró en torno a la medianoche. Se cree que la embarcación habría volcado cuando los inmigrantes se movieron hacia un lado cuando se aproximaba un barco mercante. "Los primeros detalles llegaron de uno de los supervivientes que hablaba inglés, que dijo que al menos 700 personas, incluso más, iban a bordo", dijo Carlotta Sami, portavoz de ACNUR al canal de televisión SkyTG24.

"El barco volcó porque la gente se movió hacia un lado cuando se acercó otro barco que esperaban que fuera a rescatarlos".

El domingo se rescataron al menos 28 personas y se recuperaron 24 cuerpos en una zona cercana a aguas libias, al sur de la isla italiana de Lampedusa, dijo la guardia costera italiana.

El Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) dijo posteriormente que unas 50 personas habían sido rescatadas de las 700 que se reportó iban a bordo. "Se intenta encontrar a personas vivas entre los muertos que están flotando en el agua", dijo el primer ministro maltés, Joseph Muscat.

El presidente francés, Francois Hollande, dijo al Canal+ que la Unión Europea debía hacer más, que los programas de rescate y prevención de desastres requieren "más barcos, más sobrevuelos y que se intensifique la lucha contra el tráfico de personas".

BUSCANDO UNA VIDA MEJOR

El Papa Francisco, que ha pedido en reiteradas oportunidades una solución a la crisis migratoria, reiteró el domingo su llamado a la comunidad internacional a que se tomen medidas rápidas y decisivas. "Son hombres y mujeres como nosotros, nuestros hermanos en busca de una vida mejor, hambrientos, perseguidos, heridos, explotados, víctimas de la guerra", dijo Francisco ante decenas de miles de personas en la plaza de San Pedro en su oficio del domingo. "Están buscando una vida mejor".

Italia eliminó la operación Mare Nostrum a fines del año pasado por sus altos costos y porque algunos políticos decían que alentaba a los migrantes a emprender los viajes, ya que aumentaba sus esperanzas de ser rescatados. "Este desastre confirma la urgencia de restaurar una operación importante de rescate en el mar y de establecer maneras legales creíbles para poder llegar a Europa", declaró Antonio Guterres, jefe de ACNUR.

En Italia, el primer ministro Matteo Renzi pidió a la comunidad internacional un esfuerzo concertado para frenar la actividad de los traficantes de personas.

"Pedimos que no nos dejen solos", dijo Renzi a medios tras una reunión de gabinete, agregando que él quería que esta semana se realice una reunión de líderes de la UE para discutir el empeoramiento de la crisis migratoria. Funcionarios italianos dijeron que 17 naves de la marina y de la guardia costera, barcos de comercio en el área y un barco patrulla maltés estaban participando junto a helicópteros en la operación, coordinada por la guardia costera italiana en Roma.

Todavía no se ha decidido el lugar al que se llevará a los sobrevivientes y a los cuerpos que se recuperaron.

Palermo, Italia

Reuters