A final de año se pagarían cinco millones de bolívares por dólar

Ayer, se cotizaba a 2'580.622 bolívares por unidad de la moneda estadounidense en el mercado negro.

BOLÍVARES

El margen de ganancia es mínimo para las casas de cambio que todavía siguen comerciando con bolívares.

EPA / Miguel Gutiérrez.

POR:
Portafolio
junio 19 de 2018 - 10:13 p.m.
2018-06-19

¿Desplome? ¿Caída libre? ¿Hiperdevaluación? ¿Des-moronamiento? ¿Hundimi-ento?
Cualquier adjetivo que se le quiera aplicar a la pérdida de valor de la moneda venezolana en este caso carece de todo sentido, en una de las peores crisis económicas de la historia mundial.

El dólar en el mercado negro en Venezuela llegó ayer a los 2,5 millones de bolívares, según la página de internet dolartoday.com, que registra la cotización de la moneda venezolana en esta clase de transacciones. Mientras que en la ciudad colombiana de Cúcuta, fronteriza con Venezuela, se pagaban 510.185 bolívares por peso.

(Lea: Bolívar oficial se devaluó 647%, según el gobierno venezolano

La moneda venezolana se venía devaluado de manera ‘lenta’ pero constante. Hace apenas un año, el 19 de junio de 2017, por ejemplo, por cada dólar se pagaban 8.291 bolívares en el mercado negro, mientras que ayer se cotizaba a 2'580.622 bolívares por unidad de la moneda estadounidense, lo que arroja una devaluación de 27.650%.

En cuanto al peso, la divisa venezolana se cotizaba a 22 centavos por cada unidad de la moneda colombiana, apenas el 2 de agosto del año pasado, mientras que ayer se cambiaba a 0,005 pesos, una devaluación de 97,73%.

(Lea: El bolívar se cotiza a cinco centavos de peso en la frontera

Pero la surrealista hiperdevaluación de la moneda venezolana se ha dado durante el presente año: el 2 de enero del 2018 se pagaban 119.779 bolívares por cada dólar y ahora 2, 5 millones de unidades de la venezolana.

Entre los muchos males que aquejan a la economía venezolana como contracción del producto interno bruto (PIB) año tras año, la escasez de alimentos y medicinas, el éxodo de más de un millón de personas al año y la aparición de enfermedades que ya se consideraban erradicadas como el sarampión, la difteria y la malaria por falta de vacunas y medicamentos para combatirlas, está también la inflación.

(Lea: El inexorable camino del bolívar a los cero pesos

De acuerdo a la Asamblea Nacional (el legislativo de ese país), y ante la falta de cifras oficiales por parte del Banco Central, la inflación anualizada a mayo fue de 24.571% y cerraría el año en un 300.000%, creciendo a un ritmo de 2,4% diario, aseguró hace un par de semanas Rafael Guzmán, presidente de la Comisión de Finanzas del legislativo venezolano.

El mismo parlamentario agregó que la inflación para mayo “fue del 110,1% (...) teniendo un acumulado en lo que va de año de 1.995,2%”.

Y aunque las solución es sencilla, de acuerdo a los economistas expertos en hiperinflación: eliminar el control cambiario y dolarizar la economía, por ejemplo, los gobiernos chavistas hacen lo contrario.

Ya el fallecido Hugo Chávez intentó combatir la devaluación quitándole al bolívar tres ceros de tajo en el 2008. Entonces, los habitantes de la frontera con Colombia vivían haciendo cuentas entre el bolívar ‘fuerte’ y el ‘débil’, hasta que la devaluación de la moneda venezolana llegó a un punto en que el ‘débil’ comenzó a valer menos de un centavo de peso y se empezó a comerciar solo con el bolívar ‘fuerte’, que en el 2013 tenía un precio de 350 pesos en promedio.

Nicolás Maduro, el actual presidente venezolano, no se queda atrás en las medidas que seguirán profundizando la crisis.

El año pasado y ante los bultos de billetes que tienen que cargar los venezolanos diariamente para comprar cualquier producto, ya que el billete de mayor denominación era el de 100 bolívares y en donde un cartón de 36 huevos vale 3'000.000 de bolívares, amplió el espectro emitiendo billetes hasta de 100.000 bolívares.

Y un año después, al ver que no funciona, entonces decidió apostar por otra reconversión y eliminar otra vez tres ceros como por arte de magia, por lo que a partir de agosto emitirá billetes de 100 bolívares (equivalentes a los 100.000 actuales). El problema radica en que esos 100 bolívares nuevos equivaldrán a 50 pesos colombianos.

Debido a esto, el Centro de Investigaciones para el desarrollo -CID- de la UNAL, realizó el pronóstico para Portafolio que de seguir la tendencia de este año, la moneda venezolana tendría un valor máximo de 4’956.621 millones de bolívares por dólar para el último día del 2018. En la práctica: 5 millones de bolívares por cada dólar.

DESESPERANZADORAS CIFRAS DEL FMI

Según el FMI, se prevé que el PIB venezolano caerá 15% en 2018 y otro 6% en 2019, “una revisión significativa a la baja en comparación con las bajas proyectadas en el Panorama Económico Mundial de octubre (de -9,0% y -4,0%, respectivamente)”, dijo el Fondo.

La galopante inflación, de 1.087,5% en 2017, trepará al 13.864,6% en 2018 para ubicarse en 12.874,6% en 2019, y se espera que el desempleo pase del 27,1% de 2017 al 33,3% en 2018, para alcanzar el 37,4% en 2019, según el mismo organismo multilateral.

El Dicom, el tipo de cambio oficial del Gobierno venezolano empezó a cotizar a 3.345 bolívares por dólar el primero de febrero de este año, para pagarse el 17 de mayo pasado, es decir tres meses y medio después, a 92.556 bolívares por euros.

Pedro Miguel Vargas N.

Siga bajando para encontrar más contenido