ABC de la decisión que acerca a Estados Unidos y a Cuba

Claves de su nueva relación política tras una tensión de más 50 años.

Tanto Raúl Castro como Barack Obama dieron declaraciones públicas sobre la intención de restablecer su relación

Archivo particular

Tanto Raúl Castro como Barack Obama dieron declaraciones públicas sobre la intención de restablecer su relación

Internacional
POR:
diciembre 17 de 2014 - 04:22 p.m.
2014-12-17

Barack Obama llegó a la Casa Blanca con la intención de modificar la política de EE. UU. hacia Cuba, pues, a su juicio, no había arrojado resultados positivos en más de 50 años y aislaba a Washington internacionalmente.

Aunque temía una posible represalia del anticastrismo en las elecciones, esa duda se disipó cuando los comicios demostraron que ya no pesaban tanto como antes. El principal obstáculo era, entonces, la detención del estadounidense Alan Gross, preso en Cuba desde el 2009.

Con la mediación del Vaticano y Canadá, ambos países llegaron a un acuerdo, que incluyó la liberación de Gross y de otro cubano que llevaba 20 años en prisión por colaborar con EE. UU. a cambio de la libertad de tres cubanos acusados de espionaje en EE. UU. y encarcelados desde el 2001.

El trueque, a su vez, despejó el camino para el diseño de una nueva política hacia Cuba, que fue anunciada este miércoles.

¿En que consiste esa nueva política?

El Presidente tomó la decisión de iniciar de inmediato un proceso que debe concluir con la normalización de las relaciones entre ambos países, rotas desde 1961. Con tal fin, ha dicho que piensa abrir una embajada en La Habana en los próximos meses y anunció una serie de medidas ejecutivas que tienen como fin suavizar los términos del embargo comercial que pesa contra la isla y los efectos de la Ley Helms-Burton, de 1996, que endureció aún más el bloqueo comercial.

¿Se puede hablar del fin del embargo comercial?

Para nada. El embargo solo puede ser eliminado por el Congreso. De hecho, la Helms-Burton incluyó un artículo en donde se indica con claridad que la autoridad ejecutiva no tiene potestad para dar ese paso.

¿Es posible que el Congreso apruebe una ley para poner fin al embargo?

No a corto plazo. De momento, el Congreso es controlado por los republicanos y el anticastrismo aún pesa en este partido.

Además, hay demócratas a los que tampoco les interesa.

¿Cuáles son los efectos de las medidas anunciadas por Obama?

Hay varios concretos. Se aumenta la cantidad de dinero que familiares y ONG pueden enviar trimestralmente a Cuba (de 500 dólares a 2.000), y se les facilita el trámite a las personas que estén autorizadas para viajar a Cuba (el viaje por turismo sigue prohibido).

Se autoriza la venta y exportación a Cuba de ciertos productos, entre ellos materiales para construcción y equipos agrícolas para respaldar a la empresa privada en Cuba, y se autoriza la venta de equipos para mejorar las telecomunicaciones, al igual que la oferta de servicios en este mismo campo. Igualmente, se levanta la prohibición que impedía a estadounidenses entablar negocios con cubanos aun en terceros países y se autoriza a instituciones financieras de Estados Unidos a que abran cuentas en bancos cubanos con el fin de facilitar las transacciones autorizadas.

¿Por qué dicen que esto fue histórico?

Que Estados Unidos normalice relaciones después de más de 50 años de hostilidades sin duda lo es. Como lo es también la posible decisión de excluir a Cuba de la lista de Estados patrocinadores del terrorismo y el hecho de que Obama hubiese conversado por una hora con Raúl Castro, algo que ningún otro presidente, desde John F. Kennedy, había siquiera intentado.

La osadía de Obama es tal que ayer mismo confirmó que asistirá a la Cumbre de las Américas del 2015, en Panamá, a donde también fue invitado el líder cubano.

¿Puede el Congreso republicano bloquear las iniciativas de Obama?

Eso está por verse. Algunos legisladores creen que violó la ley, pues se atribuyó funciones que no le correspondían actuando en contra del espíritu de una ley de EE.UU., como la Helms-Burton. Pero es improbable que puedan llevar el asunto a mayores, ya que el único camino es hacerle un juicio de destitución o demandarlo ante las cortes. Ambos caminos son muy complicados. Lo que sí pueden hacer es bloquear los fondos que necesitaría para mantener una embajada en Cuba, como la que, dice, pretende abrir.

LEY HELMS-BURTON

La citada legislación estadounidense, introducida por los congresistas estadounidenses Jesse Helms, senador por Carolina del Norte, y Dan Burton, representante por Illinois, entró en vigor el primero de marzo de 1996. También es conocida por su nombre original: Ley de la Libertad Cubana y Solidaridad Democrática.

La norma se introdujo tras el incidente en febrero de ese mismo año en el que dos aviones de la Fuerza Aérea Cubana derribaron avionetas del grupo del exilio ‘Hermanos al rescate’. La iniciativa legal se dio en el contexto de un gobierno demócrata, el de Bill Clinton, y coincidió con la política migratoria denominada ‘Pies secos, pies mojados’, que consistía en acoger a los cubanos que lograban llegar a tierra firme y devolver a su país a los balseros que aún estaban en el mar.
SERGIO GÓMEZ MASERI
Corresponsal de EL TIEMPO
Washington.