Acciones chinas caen 8,5% en mayor pérdida diaria desde 2007

Los giros del mercado bursátil chino aumentan los temores entre inversores sobre la salud de la segunda mayor economía global y han afectado a los precios de materias primas sensibles, como el cobre, que el lunes caía casi a mínimos en seis años. Gobierno chino anuncia compra de acciones.

China

Archivo particular

China

Internacional
POR:
julio 27 de 2015 - 11:48 a.m.
2015-07-27

Las acciones chinas se desplomaron más de un 8 por ciento el lunes, al perder fuerza abruptamente un esfuerzo de rescate oficial sin precedentes para apuntalar las valuaciones de las acciones, planteando dudas sobre la viabilidad de los planes del Gobierno para contener una caída más profunda.

Los principales índices chinos de acciones sufrieron su mayor baja diaria desde el 2007, poniendo fin a tres semanas de calma relativa en los volátiles mercados bursátiles locales desde que Pekín aplicó una serie de medidas de apoyo para frenar un desplome de la bolsa que comenzó a mediados de junio.

"La lección de la última burbuja bursátil de China es que, una vez que la confianza se estropea, las intervenciones de política para impulsar los precios tienen un efecto breve", escribieron analistas de Capital Economics en una nota en reacción al desplome.

El índice CSI300 de las principales acciones que cotizan en Shanghái y Shenzhen cayó un 8,6 por ciento, a 3.818,73 puntos, mientras que el índice compuesto de Shanghái perdió un 8,5 por ciento, a 3.725,56 puntos.

Los giros del mercado bursátil chino han aumentado los temores entre inversores globales sobre la salud de la segunda mayor economía del mundo y han afectado a los precios de materias primas sensibles al crecimiento, como el cobre, que el lunes caía casi a mínimos en seis años.

Más de 1.500 acciones que cotizan en las bolsas de Shanghái y Shenzhen cayeron en su límite diario de un 10 por ciento, incluyendo las de firmas importantes como China Unicom , Bank of Communications y PetroChina.

Los analistas no podían explicar bien la severidad de la caída, que se aceleró con fuerza durante los negocios de la tarde, cuando los inversores ya habían tenido tiempo para digerir los más recientes datos económicos.

Los mercados chinos abrieron el lunes con una caída de más de un 2 por ciento después de la publicación de un deslucido dato sobre ganancias de empresas industriales chinas y un decepcionante sondeo del sector privado fabril el viernes. Algunos consideraron que la recuperación de los precios de las acciones impulsada por el Gobierno en las últimas semanas era la responsable del desplome.

"Tras dos semanas de un repunte sostenido, tanto inversores extranjeros como instituciones domésticas están tomando ganancias gradualmente, aumentando las presiones vendedoras", comentó Yu Jun, estratega de Bosera Asset Management Co. "Además, la confianza de los inversores no se ha recuperado completamente", agregó.

Mientras tanto, el Gobierno de China anunció que seguirá comprando acciones para estabilizar los mercados, informó la agencia de noticias pública, citando al regulador bursátil.

La comisión nacional de valores china continuará comprando acciones, informó Xinhua, citando a Zhang Xiaujun, un portavoz de la agencia pública.

Reuters