El acuerdo con Grecia estaría listo para el 20 de agosto: CE

Para esa fecha, Grecia tiene que reembolsar 3.400 millones de euros al Banco Central Europeo (BCE). Los representantes de los acreedores de Grecia, Unión Europea, BCE y Fondo Monetario Internacional (FMI), se encuentran en Atenas desde hace una semana preparando este nuevo préstamo de más de 80.000 millones de euros en tres años.

Alexis Tsipras, primer ministro griego.

Archivo particular

Alexis Tsipras, primer ministro griego.

Internacional
POR:
agosto 05 de 2015 - 12:13 p.m.
2015-08-05

El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, cree posible que Grecia alcance un acuerdo con sus acreedores, "preferentemente antes del 20 de agosto" ya que las negociaciones avanzan de manera "satisfactoria".

"Todos los informes que me llegan me permiten pensar que será posible concluir un acuerdo en agosto, preferentemente antes del 20" para conceder a Atenas un tercer rescate, aseguró.

Para Juncker, "las negociaciones avanzan de forma satisfactoria", tanto desde el punto de vista de las autoridades griegas como de la Comisión. El ministro de Finanzas griego, Euclidis Tsakalotos, dijo el martes que confía en conseguir el nuevo préstamo antes del 20 de agosto.

En el caso de que no se lograra para esa fecha, "tendremos que recurrir por segunda vez al mecanismo de financiación puente", a través del cual la UE ya concedió un préstamo urgente de 7.000 millones de euros a Grecia en julio pasado, explicó.

Por otra parte, minimizó las diferencias entre la Comisión y el FMI, que condiciona su participación en el nuevo rescate a la condonación de una parte de la deuda griega. "Creo que se exageran un poco las diferencias de opinión", dijo Juncker que recordó que el FMI está en Atenas.

'HIPÓTESIS SIMPLISTA DEL GREXIT'

"El acuerdo entre las instituciones involucradas es muy bueno", agregó Juncker, antes de referirse a la eventualidad de una salida de Grecia del euro, como llegó a especularse durante las negociaciones de julio pasado.

"Hice todo para que la hipótesis simplista no se concretase", dijo Juncker refiriéndose al "Grexit", defendido por el ministro de Finanzas de Alemania.

"Si se hubiera excluido al país más débil, los mercados hubieran buscado" al siguiente, dijo Juncker.

"No encontré a nadie que me hubiera explicado detalladamente el cortejo de consecuencias" en el caso de la exclusión de Grecia del euro, agregó Juncker, que abogó, al contrario, por la solidaridad.

"Sólo puedo incitar a los Estados miembros de la zona euro a no cesar de reflexionar sobre la profundización de la gobernanza económica", dijo.

"La lección de los problemas griegos no es bajar los brazos sino remangarse", agregó Juncker. No obstante, dijo que es necesario reducir "las divergencias estructurales entre países miembros y no miembros de la zona euro", en particular Reino Unido.

NO HAY QUE HACER CASO A LOS POPULISTAS

Con relación al referéndum británico sobre el futuro de Gran Bretaña en la Unión Europea, previsto antes de 2017, Juncker no se mostró preocupado.

"La Comisión trabaja para un acuerdo conveniente" con Londres, dijo.

"Llegaremos a un acuerdo con los británicos porque el pueblo británico tiene la particularidad de tener una visión pragmática cuando se trata de las cosas esenciales", predijo Juncker. A propósito de la crisis de la migración que vive la Unión Europea, Juncker llamó a resistir al "populismo".

"Hay momentos en política en los cuales no hay que seguir a los populistas, porque sino se termina siendo populista", dijo Juncker, que recordó que los gobiernos tienen la "obligación de actuar" para resolver la situación de las decenas de miles de refugiados que llegan a Italia y Grecia.

En este sentido, confesó su "decepción" por las dificultades para lograr una solidaridad entre los Estados en el tema de la migración.

"No hay 'buena' política en ese tema. Hay que tratar de tender puentes entre las ideas nobles y la realidad de las diferentes situaciones políticas entre los Estados miembros", explicó.
AFP