"Adiós Venezuela", la carta de un venezolano a su país

Pedro Pablo Alcantara, director y productor de contenidos audiovisuales, le dedicó desde su blog Alcan/Media este mensaje a una Venezuela que diagnostica con cáncer terminal.

Archivo particular

"Adiós Venezuela", la carta de un venezolano a su país

Internacional
POR:
marzo 31 de 2015 - 03:46 p.m.
2015-03-31

Gracias revolución socialista por llevarte a mis amigos, a mi hermano. A una parte productiva de mi vida y obligarme a irme para sobrevivir. Gracias por empujarme a emprender y ponerme un reto que nunca creí tener que superar, pasar por encima de los miedos y empezar desde 0 en otro país.

A ti hermano chavista, madurista, socialista o lo que sea que te motive. Espero que cuando caigas en cuenta no hayas perdido tanto.

Que cuando veas que por ese resentimiento dentro de falta de oportunidades, compraste una mentira que nos consumió el alma. Espero que reflexiones.

Que los muertos, presos y desaparecidos que hoy tenemos, nos esperan en algún lugar mas allá donde rendiremos cuentas.

Que el país ya es irrecuperable, porque tenemos una parte de la MUD y un Capriles en nómina del gobierno, que les ha facilitado toda la mentira de “oposición” que hemos tenido.

Porque el sistema electoral es una farsa.

Porque los Pranes gobiernan la calle desde las prisiones junto a los narcogenerales y los ministros. Porque los medios son una mentira.

Y todo el sistema construido para repartir migajas y cada vez los enchufados ser más gordos en su hedonismo.

LAS MENTIRAS DE LOS MEDIOS

Sé hermano chavísta que antes ni las migajas te daban, y eso te hizo sentirte abandonado, resentido, y tienes razón.

Pero en este caso, el “remedio” fue peor que la enfermedad. Para curarnos una pulmonía inhalamos radiación y hoy tenemos un cáncer terminal.

El país se fue a la quiebra, somos la generación perdida. Una promesa que no se cumplió y que ya no se cumplirá.

Ojala nos reciban con los brazos abiertos en esos países donde ahora pedimos ayuda y asilo.

Ojalá sean tan generosos como una vez fuimos los venezolanos. Siempre abiertos a recibir al extranjero, siempre dispuestos a compartir nuestra abundancia.

Que lastima que no la compartimos entre nosotros.

Adiós Venezuela, quizá algún día volvamos a vernos. Dentro te llevaré siempre.

En ese huequito donde me llevo el amor por mi familia, mis amigos y mi hogar.

Si este artículo te ha movido en alguna forma, compártelo para que el mundo sepa cómo nos sentimos los venezolanos frente a la realidad que vivimos y que la maquinaria del Gobierno trata de esconder.

Pedro Pablo Alcantara