Afectados por autos de GM ya pueden pedir compensación

Los familiares de personas fallecidas o lesionadas en accidentes causados por un defecto en el sistema de encendido de varios modelos de auto de General Motors ya pueden presentar sus solicitudes de compensación a la empresa.

En caso de que se apruebe la solicitud, se determinará la cantidad de la compensación.

Archivo Portafolioco

En caso de que se apruebe la solicitud, se determinará la cantidad de la compensación.

Internacional
POR:
agosto 01 de 2014 - 05:22 p.m.
2014-08-01

El abogado a cargo del plan, Kenneth Feinberg, sostuvo en un comunicado que el Servicio de Resolución de Solicitudes de Compensación del Sistema de Ignición de GM "está activo y funcionando y empezará a aceptar solicitudes para la evaluación e indemnización de solicitudes por muerte o lesiones físicas".

El servicio está disponible en la página de internet www.GMIgnitionCompensation.com en inglés, español y francés.

Las solicitudes presentadas serán evaluadas inicialmente para determinar si cumplen los requisitos de selección de acuerdo con las directrices establecidas por Feinberg.

En caso de que se apruebe la solicitud, se determinará la cantidad de la compensación, cifra que será desembolsada en un plazo de entre 90 y 180 días, explicó.

Feinberg detalló que las solicitudes de compensación deben enviarse a través de internet, por correo o servicio de mensajería, antes del 31 de diciembre de 2014.

Y señaló que "este programa está diseñado para proporcionar una rápida compensación a las personas con capacidad legal para ser elegidas como víctimas del defecto del sistema de encendido en ciertos vehículos de GM".

"Trabajaremos de forma estrecha con todos los solicitantes y sus abogados para evaluar las solicitudes individuales y alcanzar una determinación sobre la selección y el valor lo antes posible", añadió Feinberg.

Feinberg es un antiguo fiscal general de Estados Unidos que ha estado a cargo de programas de compensación de víctimas de los atentados del 11 de septiembre de 2001 y del de la Maratón de Boston en 2013, entre otros casos.

General Motors encargó a Feinberg que liderara un programa de compensación de las víctimas de un defecto de arranque en algunos vehículos que funcionara de forma totalmente independiente a la compañía automovilística.

El pasado 30 de junio, Feinberg anunció que el programa no tiene límite económico y que el pago mínimo en caso de muerte será de 1 millón de dólares.

GM ha admitido hasta el momento que el defecto ha causado más de medio centenar de accidentes en Norteamérica y 13 muertes.

Pero organizaciones de consumidores y el propio Gobierno estadounidense consideran que la cifra es mucho más alta.

El miércoles, el abogado Robert Hilliard presentó una demanda en Nueva York en nombre de 658 personas (29 fallecidos y 629 heridos), víctimas de accidentes supuestamente causados por el defecto y señaló que quiere añadir otros 248 nombres a la demanda.

Y este jueves otro abogado presentó una nueva demanda contra GM en nombre de 156 personas por la misma razón.

Los problemas para GM se iniciaron en febrero cuando la empresa anunció que unos 2,6 millones de vehículos producidos en la última década tienen un defecto en el sistema de encendido que permite que el motor se apague de forma inesperada e involuntaria, causando la desconexión del sistema de airbag.

GM reservó 1.500 millones de dólares en costes por las llamadas a revisión sólo en los seis primeros meses del año.

A pesar de toda la publicidad negativa, las ventas de automóviles de GM en Estados Unidos no parece que se hayan resentido.

Precisamente hoy, GM dijo que en julio sus ventas aumentaron un 9 por ciento, lo que le permitió disfrutar de su mejor julio desde 2007.

EFE