Alarma en siderúrgicas de EE. UU.

A las pérdidas financieras acumuladas, se suman las crecientes importaciones.

La industria siderúrgica en Estados Unidos sufre el rigor de las importaciones de acero de China, India y Corea.

AFP

La industria siderúrgica en Estados Unidos sufre el rigor de las importaciones de acero de China, India y Corea.

Internacional
POR:
julio 10 de 2014 - 03:43 a.m.
2014-07-10

Las crecientes importaciones de acero, estimuladas por el exceso de oferta y la baja de precios del producto a nivel mundial, tiene en serios aprietos a este sector manufacturero en Estados Unidos.

Contabilizados los cinco primeros meses del año, las importaciones habían superado las 17 millones de toneladas, reflejando un incremento del orden del 30 por ciento, con relación a los registros de igual periodo del año pasado.

En dicho lapso, las importaciones provenientes de China habían crecido a una tasa del 72 por ciento; las de Corea del Sur, a un 40 por ciento y las de Japón a un tres por ciento.

El Instituto Americano del Hierro y el Acero (AISI) advirtió que la invasión del producto se debe en buena parte a la caída de precios internacionales, originada fundamentalmente por el exceso de capacidad instalada en países que son grandes productores como China, India y Corea, y a la práctica de dumping sin control por parte de la Organización Mundial de Comercio.

Dicho volumen empezó a representar más de un cuarta parte del mercado interno estadounidense.

Ante la situación, la industria ha formulado en el último año más de 40 reclamos por dumping contra Corea, que aun no se han resuelto. Al respecto, el presidente de la Corporación del Acero de los Estados Unidos (USS), Mario Longhi, sostuvo que la audacia de Corea para disimular la manipulación de costos y precios en su propio mercado ha impedido que las autoridades actúen eficazmente para contrarrestar la situación.

Explicó en ese sentido, que a más de 400 mil toneladas de productos de acero provenientes de Corea, de amplio uso en la industria petrolera, son fabricados de forma exclusiva para el mercado estadounidense y no se utilizan allá, por lo cual las investigaciones y pruebas sobre posible dumping han sido bien difíciles de realizar.

Hoy, han eliminado más de 4 mil puestos de trabajo en dos años, principalmente en Texas y Pensilvania.

EL DETERIORO DE LA INDUSTRIA

A pesar de los altos índices de productividad logrados por la industria acerera, que alcanza un promedio cercano a la producción de una tonelada por hora por trabajador - considerado muy superior a la competencia-, y a la reducción de costos de energía, el sector ha acumulado pérdidas por valor de 1.600 millones de dólares durante los últimos dos años.

La situación afecta a cerca de 100 plantas, que trabajan a un 76 % de su capacidad y que emplean 120 mil personas en forma directa.

Germán Duque

Miami