Alemania planea nueva institución para estabilizar la eurozona

Los países en problemas serán ayudados a cambio de severas condiciones económicas.

POR:
diciembre 23 de 2010 - 11:02 p.m.
2010-12-23

Alemania y otros países de la eurozona estudian la creación de una nueva institución europea independiente, cuyo objetivo será la estabilización del euro y la defensa contra las especulaciones sobre la moneda única.
Según informaciones publicadas ayer por Süddeutsche Zeitung, el principal cometido de dicha institución es, además de salir rápidamente en apoyo de los países en dificultades, sujetarlos a una estricta disciplina.


Dicho rotativo, que se remite a un documento de trabajo del Gobierno alemán, afirma asimismo que está en estudio la implantación de un denominado Fondo Europeo para la Estabilización, el Crecimiento y las Inversiones, con una estructura y reglas muy concretas.


El plan responde al “interés de Alemania en el mantenimiento del euro, junto con los otros estados miembros”, cita ese medio, según el cual la propuesta entrará en las próximas semanas en el proceso de discusión de los restantes socios.


Esta nueva institución funcionará, de prosperar la iniciativa, de forma paralela e independiente al Banco Central Europeo (BCE) y estará capacitada para salir en auxilio de los países de la eurozona, a los que a cambio se impondrá una condiciones económicas muy severas.


Así, en el caso de precisar ayuda crediticia de ese fondo, el país afectado deberá ofrecer en garantías reservas de oro o obligaciones de empresas.
Además de Alemania están implicados en la propuesta Bélgica, Irlanda y Finlandia, mientras que Francia está trabajando en un plan similar.
Esta iniciativa, siempre según el citado medio, será presentada en la próxima reunión del Ecofin -ministros de Finanzas-, en Bruselas, a mediados de enero.

 

Recortes al Estado de bienestar para atajar crisis

 

Para corregir su deuda pública y calmar a los mercados, los gobiernos europeos han emprendido este año severos “tijeretazos” sociales que van desde el retraso de la edad de jubilación hasta la supresión de diversas ayudas. La austeridad presupuestaria ha dado marcha atrás a logros del Estado del bienestar no sólo en los países “periféricos” de la UE -Grecia, Irlanda, Portugal y España-, sino también en las economías más poderosas de la UE: Alemania, Reino Unido y Francia.

 

Casi todos estos gobiernos han optado por endurecer las condiciones de acceso a las pensiones, a lo que han añadido, en función de su situación, reducción de funcionarios oficiales, la eliminación de subsidios sociales o el encarecimiento de la educación pública, entre otras medidas.

 

200 mil empleados oficiales prevé recortar Francia con su nuevo plan de austeridad para los próximos años. El país galo también amplió la edad de jubilación a los 67 años, desde los 65 actuales.
 

Siga bajando para encontrar más contenido