América Latina crecería 2,3 % este año: Banco Mundial

El organismo multilateral afirma que la región se ve perjudicada por la política monetaria estadounidense y la desaceleración económica de China.

El Banco Mundial afirma que la economía china puede tener un impacto en los precios de las materias primas.

Archivo Portafolio.co

El Banco Mundial afirma que la economía china puede tener un impacto en los precios de las materias primas.

POR:
abril 10 de 2014 - 03:26 a.m.
2014-04-10

Las economías latinoamericanas ya no tienen el viento a favor y afrontan unas “nubes negras” en el horizonte que dejan “cero margen de error”, dijo ayer el Banco Mundial (BM) en su informe semestral sobre la región.

El cambio de fortuna obedece, fundamentalmente, al giro en la política monetaria estadounidense y a la incertidumbre sobre el proceso de desaceleración económica en China y su potencial impacto en los precios de las materias primas, destacó el BM.

“Los mercados emergentes en general, y Latinoamérica y el Caribe en particular, han sufrido un golpe a raíz de ese (nuevo) escenario”, indicó el BM, que celebra esta semana en Washington su reunión de medio año conjunta con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

El estudio destaca que el crecimiento en los países emergentes experimenta “una desaceleración bastante generalizada” de alrededor de 3 puntos porcentuales, en comparación con los niveles tras la crisis del 2008 y el 2009.

Esa tendencia es especialmente acusada en Latinoamérica y el Caribe, que crecerán solo 2,3 por ciento este año, según el Banco Mundial, un dato inferior al 2,5 por ciento adelantado el martes por el FMI y muy por debajo del 5 por ciento de los años de bonanza.

Además, y dado el actual contexto global, el crecimiento en la región afronta riesgos adicionales a la baja.

“Aunque no estamos en el medio de la tormenta, están acumulándose nubes negras en el horizonte”, apunta el informe titulado ‘La financiación externa de América Latina ¿Causa de zozobra?’.

Pese a ese nuevo escenario, el economista jefe del BM para América Latina, Augusto de la Torre, hizo hincapié en que la región está mejor pertrechada para hacer frente a impactos externos que en el pasado.

Eso obedece, fundamentalmente, a que ahora depende menos de los volátiles flujos de capital y del crédito de bancos internacionales, y más de la inversión directa y las remesas como herramientas de financiación.

Eso permite, según de la Torre, que Latinoamérica sea una región acreedora, que presta al mundo en lugar de pedir prestado.

Aún así, el informe hace hincapié en que “el complejo ambiente externo” hace que cobren mayor relevancia las políticas domésticas y deja “cero margen para el error”.

“Las heridas autoinfligidas de políticas erróneas pueden ocurrir y serían más costosas en el actual escenario, ya que amplificarían los efectos de los choques externos”, indicó el BM.

El estudio llama la atención, con todo, sobre la “hetereogeneidad” de la región, en la que conviven situaciones como la de Venezuela, donde, según el BM, se espera para este año una contracción del 1 por ciento, con la de Panamá, con una previsión de un aumento de 7 por ciento, o Perú, con un 5,5 por ciento.

Chile y Colombia también siguen superando la media regional, con crecimientos esperados por encima del 3,5 por ciento este año.

WASHINGTON/EFE

Siga bajando para encontrar más contenido