En video/ Así funcionará el canal de Panamá tras su ampliación

Luego de 3.219 días de trabajo, el Canal de Panamá estrena ampliación. Pasarán buques con hasta 14.000 contenedores, el triple de su capacidad actual.

Canal de Panamá

Ampliación del Canal de Panamá

EL TIEMPO

Internacional
POR:
AFP
junio 24 de 2016 - 07:24 p.m.
2016-06-24

Tras un retraso de más de un año y medio, que incluyó disputas laborales y reclamos por sobrecostos y fisuras, este domingo se inaugura la ampliación del canal interoceánico de Panamá.

La apertura de la nueva ruta, por la que podrán pasar mercantes con hasta 14.000 contenedores, el triple de su capacidad actual, estará a cargo del buque chino Cosco Shipping Panama, que entrará por las esclusas de Agua Clara, en el Caribe, y saldrá ocho horas después por las de Cocolí, en el Pacífico.

Será el primer tránsito oficial después de 3.219 días de trabajos y más de 2.000 pruebas.

Cabe destacar que el portacontenedores que inaugurará mañana la nueva ruta cruzará el canal desde el Atlántico al Pacífico tras haber zarpado rumbo al país hace dos semanas desde el puerto griego de Pireo.

Según el presidente panameño, Juan Carlos Varela, “para el país, la ampliación significa el fortalecimiento de sus ventajas competitivas como centro logístico”.

De hecho, una de las ventajas del proyecto es que incrementará el comercio mundial,
especialmente entre Estados Unidos y Asia; además, abaratará los costos del transporte, ya que necesitará menos buques para el tránsito de mercancías.

UN BUEN NEGOCIO


La obra, que consistió en la construcción de un tercer carril con nuevos juegos de esclusas –uno en el Pacífico y otro en el Caribe, además de otras mejoras en la vía– “concluyó a satisfacción para poder aceptarla y ponerla a operar”, dijo el jefe de la
Autoridad del Canal de Panamá (ACP), Jorge Quijano.

Recordó que los principales usuarios son Estados Unidos, China y Chile; además, por allí pasa 5 por ciento del comercio marítimo mundial, sobre todo entre el país norteamericano y Asia.

“Vamos a hacer un buen negocio, aunque dependerá de qué tanto es el crecimiento de las naciones a las cuales el canal suple de alguna manera”, anticipó Quijano.

Incluso, con la ampliación el tesoro panameño espera triplicar en diez años, de forma gradual, los cerca de 1.000 millones de dólares que recibe anualmente de las operaciones.

El jefe de la ACP también llegó a decir que la ampliación “es un bebé que hemos llevado a través de un gran parto”. Por el canal, de 80 kilómetros de longitud, han cruzado más de un millón de barcos desde que fue inaugurado por EE. UU. en 1914.

Pasó a manos panameñas en 1999, tras varios tratados firmados en 1977, convirtiéndose en el motor del despegue de la economía de Panamá, que ha ganado espacio como centro de negocios.

Finalmente, vale destacar que a la inauguración fueron invitados 70 gobernantes, aunque al final solo asistirá una decena, entre ellos las presidentas de Taiwán, Tsai Ing-wen, y de Chile, Michelle Bachelet, además de algunos mandatarios centroamericanos y caribeños.

TENSIONES Y SOBRECOSTOS 

La inauguración de la ampliación se produce veinte meses después de lo previsto y tras un largo calvario. Las continuas disputas entre la Autoridad del Canal de Panamá (ACP) y el consorcio Grupo Unidos por el Canal (GUPC), principal contratista, retrasaron los trabajos.

En el 2014, la tensión llegó al máximo, cuando el consorcio integrado por la española Sacyr, la italiana Salini Impregilo, la belga Jan de Nul y la panameña Constructora Urbana, detuvo la obra durante quince días por falta de flujo de caja y reclamos por sobrecostos. La suspensión de los trabajos tuvo lugar después de que la ACP acusara al GUPC de no utilizar el cemento exigido en el contrato.

A esto hay que añadir huelgas y la aparición de fisuras. El costo de las obras ya supera en 200 millones de dólares el cálculo inicial de 5.250 millones y su cuantía final es incierta porque el GUPC ha planteado reclamos por 3.500 millones de dólares.