‘La Alianza del Pacífico es un modelo para la región’

El analista del Atlantic Council Jason Marczak explica que la integración ha sido buena, pero debe llegar a niveles de colaboración más altos.

Alianza del Pacífico

Archivo particular

Internacional
POR:
Pedro Vargas Núñez
mayo 26 de 2016 - 08:18 p.m.
2016-05-26

Jason Marczak, uno de los autores del estudio ‘La Alianza del Pacífico 2.0’, realizado por Atlantic Council y La Fundación Bertelsmann, ambos de la ciudad de Washington D.C., habló sobre los retos del bloque comercial, conformado por Colombia, Chile, Perú y México, a cinco años de su fundación.

¿Qué es lo más importante de la Alianza del Pacífico 2.0?

Hasta el momento hay una muy buena integración financiera y comercial, pero hay otros factores para hacerla más eficiente y que se beneficie más.

Nos parece que la Alianza tiene una excelente oportunidad para trabajar con los países observadores, especialmente los de Asia, a los cuales debe involucrar en la agenda.

En una era de mega-acuerdos, el uso efectivo de las relaciones comerciales de la Alianza del Pacífico puede ser una herramienta efectiva y útil para avanzar hacia la prosperidad.

¿Por qué también consideran significativo a Mercosur?

Porque hay cambios importantes especialmente en Brasilia y Buenos Aires, y nos parece que se puede aprovechar para motivar más la integración con ese bloque.

Hasta hace poco se veía que ambos eran dos bloques muy distintos, con visiones bastante diferentes de la región. Ahora los países del Mercosur están tomando una proyección más abierta a la economía mundial, abrir más las fronteras a la inversión extranjera, especialmente Argentina con Mauricio Macri como presidente.

¿Y qué podrían hacer ambos bloques?

Nos parece que estamos en un momento específico para que la Alianza del Pacífico y Mercosur trabajen juntos, lo cual al final es positivo para América Latina en general.

¿Qué aspecto necesita trabajar la Alianza del Pacífico?


Consideramos que la integración energética es un componente fundamental y no ha sido un elemento de la agenda.

La energía es esencial para cualquier otro crecimiento económico de los países de la Alianza, y ahora hay una opción muy importante para la armonización de proyectos energéticos con la participación del sector privado. Pero necesita invertir más en infraestructura y capital humano.

Hay una gran oportunidad de los cuatro países para trabajar en energías renovables, un tema aún muy nuevo en América Latina.

Pero México está lejos para integrarse energéticamente...

Pueden mirar el ejemplo del Siepac en América Central.

¿Cómo ven el comercio entre los países?

El hecho de que más del 90 por ciento de los productos pueden cruzar la frontera sin tarifas es muy relevante.

Creemos que otro paso decisivo es asegurar las reglas de origen para que las industrias de los distintos países puedan presentar los productos como de la Alianza, y no de un país específico.

Así sería mucho más fácil exportar productos, bienes y servicios al resto de países del mundo.

Eso es muy importante para la Alianza, para el crecimiento de sus economías, competir y exportar a regiones como Asia.

¿Cómo ven la Alianza a mediano plazo?

La Alianza del Pacífico, por lo que ha hecho hasta el momento, de mostrar un alto interés por perseguir una mayor integración, podría convertirse en un modelo para toda la región dados los cambios que se están dando en otros países.

Chile ha abogado desde hace tiempo por una más profunda colaboración con el Mercosur, un enfoque que resulta más viable, ya que el último está dando cada vez más signos de apertura al comercio internacional.

¿Al cumplirse cinco años de su creación, qué es lo más importante que ha logrado?

Que en un tiempo récord los países miembros han profundizado su integración en un gran número de sectores, pero todavía les falta mucho, lo cual se puede lograr mediante altos niveles de cooperación y colaboración.

Será responsabilidad de los gobiernos, el sector privado y los ciudadanos de los países miembros el llevar la Alianza del Pacífico al próximo nivel.

¿Cómo ven a Colombia en ese nuevo proceso?

Colombia es un líder fundamental en la Alianza. Va a ser muy importante que sea aceptada en el Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica (TTP).

No va a ser difícil porque Colombia está invitado a hacerlo, incluso los países de Asia están de acuerdo.

Sería muy beneficioso que los cuatro países de la Alianza pertenecieran al TTP, porque los otros tres (México, Perú y Chile) ya están.

EN POLÍTICA EXTERIOR

Aparte de buscar horizontes de cooperación con Mercosur, como ya lo describió, Marczak opina que la Alianza tiene otras tareas por delante.

Una de ellas es negociar como un bloque unificado para acrecentar su impacto en otras regiones, bloques comerciales o incluso asociaciones como la Asean.

Marczak dice que el estudio aconseja que se debe trabajar con Estados Unidos para incorporar a Colombia en el Apec, ya que su apoyo seguramente acelerará el proceso.

Otro punto pendiente es diferenciar los tipos de observadores. Asegura que la Alianza debe crear subcomités y grupos de trabajo relacionados con las intenciones específicas de los países para afiliarse con ella.

Pedro Vargas Núñez
Subeditor Portafolio