Apple Watch: ¿éxito o fracaso?

El gigante tecnológico ganó 10.700 millones en el trimestre fiscal que finalizó el 27 de junio.

Hay polémica en torno a las cifras de los relojes de la marca.

Archivo particular

Hay polémica en torno a las cifras de los relojes de la marca.

Internacional
POR:
julio 23 de 2015 - 01:10 a.m.
2015-07-23

Apple anunció los resultados de su tercer trimestre fiscal de 2015, que comprendió los meses de abril, mayo y junio, y no reveló cifras específicas en lo relativo al número de unidades vendidas de su reloj inteligente. La empresa aduce motivos estratégicos para ocultar, al menos de forma parcial, los resultados arrojados por esta línea de negocio.

El Apple Watch ahora forma parte de una de las categorías establecidas en el reporte financiero: la de Otros Productos, a la que también pertenecen el Apple TV, Beat Electronics, los iPod, y los accesorios.

Con respecto al año anterior, esta categoría incrementó sus ingresos en casi mil millones de dólares. Saltó de 1.767 millones de dólares a 2.641 millones de dólares. La diferencia, de 849 millones de dólares, no puede atribuirse tan solo a la introducción del Apple Watch. Dentro de las cuentas entra Beats, compañía cuya adquisición se concretó en agosto del año pasado por 3.000 millones de dólares.

Empero, se sabe que, según Cook, las ventas de la familia iPod y los accesorios cayeron durante el trimestre reportado. El alto ejecutivo también aseguró que las ventas del Apple Watch en sus primeras nueve semanas fueron mejores que las del iPhone y el iPad cuando fueron lanzados. El dato más preciso que se conoce fue proporcionado por el director financiero de la firma, Luca Maestri: más del 100 % del incremento de la categoría Otros Productos responde al Apple Watch.

Por otro lado, cabe recordar cuántas unidades vendió el iPad en sus primeras once semanas: 3,3 millones. El iPhone apenas llegó a un millón en sus primeros tres meses. Eso significa que el Apple Watch habría vendido más de 3 millones de unidades.

La firma Canalys estimó, en un estudio publicado el pasado 20 de julio, que Apple ha vendido 4,2 millones de relojes. Si la previsión es correcta, la compañía con sede en Cupertino, California, se habría convertido en el mayor vendedor de smartwatches en el mercado, superando, con holgura a FitBit, a Xiaomi, a Motorola y otros actores del ramo.

Estas cifras contrastan de forma significativa con las publicadas dos semanas por la consultora Slice. De acuerdo con la investigación, el interés por el Apple Watch cayó 90 por ciento después de su semana de lanzamiento, cuando vendió 1,5 millones de unidades, 200.000 por día.

En la actualidad, se registran alrededor de entre 10.000 o 20.000 unidades vendidas por semana. Para determinar estas cifras, Slice tomó cuenta de los recibos de compra virtuales. Cabe aclarar que los datos recogidos por esta consultora no reflejan el total de ventas, sino la tendencia semana por semana. Por ende, hablan más de las perspectivas del producto que del presente inmediato.

LOS RESULTADOS FINANCIEROS

De acuerdo con Apple, sus beneficios en el segundo trimestre subieron 38 por ciento gracias a las mayores ventas de sus teléfonos inteligentes iPhone, pero sus proyecciones para los próximos meses no convencieron al mercado. El gigante tecnológico de Cupertino (California, EE. UU.) ganó 10.700 millones en el periodo que finalizó el 27 de junio, su tercer trimestre fiscal, frente a los 7.740 millones en el mismo trimestre de 2014, equivalente a 1,85 dólares por acción.

Los ingresos, mientras tanto, subieron un 33 por ciento, hasta los 49.610 millones de dólares. El consenso entre los analistas era que obtendría beneficios por acción de 1,81 dólares e ingresos de 49.430 millones de dólares.

Apple vendió 47,4 millones de iPhone en el segundo trimestre, un 35 por ciento más que en el mismo periodo del año anterior y más del doble que hace cuatro años. Las ventas de los teléfonos en China más que se duplicaron en el trimestre, hasta los 13.230 millones de dólares.

En total, Apple ingresó 31.370 millones de dólares por la venta de sus teléfonos inteligentes, 59 por ciento más que en el periodo comparable de 2014 gracias a un aumento medio de 100 dólares en el precio de los dispositivos.

Tecnósfera

Con información de EFE