Argentina, en conversaciones para evitar el 'default'

La comitiva argentina encabezada por el ministro de Economía, Axel Kicillof, se reunió el lunes con el mediador Daniel Pollack, para ‘exponer en detalle la situación argentina’ respecto al fallo del juez Thomas Griesa que obliga a pagar a fondos especulativos US$ 1.330 millones por bonos en default.

Axel Kicillof, ministro de Economía de Argentina.

Efe

Axel Kicillof, ministro de Economía de Argentina.

Internacional
POR:
julio 08 de 2014 - 12:59 p.m.
2014-07-08

"La reunión fue larga y (en ella) se han podido identificar claramente los problemas, en tanto se acordó la continuación de la reunión para el viernes 11 de julio", dijo el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich. El gobierno argentino ratificó ante Pollack "que se hace cargo de las responsabilidades financieras" pero que "es imprescindible la reposición del stay (medida cautelar) a los efectos de generar condiciones aceptables de negociación para el 100% de los bonistas", señaló.

Argentina reclamó el lunes una medida suspensiva de la sentencia para continuar con los pagos al 93% de los acreedores que aceptaron los canjes de 2005 y 2010 con quitas de hasta el 70% y vienen cobrando desde entonces los vencimientos en forma regular.

Griesa determinó en un fallo que Argentina no puede efectuar nuevos pagos a esos acreedores hasta que no pague también a fondos especulativos que litigaron para obtener el 100% del valor nominal más intereses (cerca del 1% de los acreedores).

"Ratificamos de un modo enfático que Argentina cumple regularmente sus obligaciones de pago de servicios de la deuda con los acreedores que han ingresado a la reestructuración de la deuda", dijo Capitanich.

Argentina depositó el 26 de junio los pagos de los bonos reestructurados que vencían cuatro días después, pero Griesa bloqueó las transferencias y ordenó devolverlas al lugar de origen. El gobierno argentino considera que ya pagó la deuda al efectuar el depósito y deslindó toda responsabilidad en los agentes fiduciarios.

El agente fiduciario (el Bank of New York Mellon) no acreditó el dinero a los acreedores para no violar la determinación del juez Griesa. Al no recibir sus cobros, diversos bonistas ya alertaron al Bank of New York Mellon la posibilidad de iniciar acciones judiciales.

Argentina está en riesgo de un nuevo default de parte de su deuda si los acreedores no cobran esos vencimientos, por más de 900 millones de dólares, antes de que venza el plazo de gracia el 30 de julio.

AFP