Argentina está paralizada por huelga camionera | Internacional | Portafolio

Argentina está paralizada por huelga camionera

Estuvo inmovilizado desde el transporte de periódicos y recolección de basuras, hasta el de alimentos para exportación.

Los manifestantes causaron caos en las calles de la capital argentina.

EFE

Los manifestantes causaron caos en las calles de la capital argentina.

POR:
julio 09 de 2013 - 03:07 a.m.
2013-07-09

Una huelga del poderoso sindicato de camioneros en protesta por los altos impuestos sobre los salarios paralizaba ayer el transporte de cargas de Argentina, afectando la actividad portuaria en el mayor exportador global de derivados de soja.

La huelga fue convocada por Hugo Moyano, jefe de la mayor central sindical del país; la CGT, y EL líder de los camioneros, sindicato que engloba desde el transporte de periódicos, de combustibles y caudales hasta la recolección de basura y la provisión de comida para las compañías aéreas. “Si no pueden cargar nafta (gasolina), hay que quejarse contra ella”, dijo ayer Moyano en referencia a la presidenta Cristina Fernández.

El sindicato convocó a una gran movilización en el centro de Buenos Aires, donde miles de camioneros escucharon a su lÍder.

En las calles de Buenos Aires, en tanto, era notoria la acumulación de basura debido a que los recoletores y barrenderos se sumaron a la medida de fuerza.

Debido al brutal deterioro de la red ferroviaria en las últimas décadas, casi todos los bienes argentinos son transportados por camión, incluyendo las vitales cosechas de granos y exportaciones de automóviles.

Ese deterioro y la pujanza agrícola argentina, un proveedor global clave de alimentos como la soja, ayudaron a consolidar el poder de los camioneros en el país.

La Bolsa de Comercio de Rosario, donde se ubica el mayor complejo agroexportador de Argentina, dijo que el ingreso de camiones registrado el lunes en los puertos de la región fue de 2.148 unidades, un 57 por ciento menos que en la víspera.

La mayoría de los camiones ingresó temprano, antes que piquetes bloquearan el acceso a los puertos de Rosario y las vecinas localidades de San Lorenzo y Puerto San Martín.

Las terminales, que se encuentran en la época del año con mayor actividad, ya contaban con inventarios para atender la demanda exportadora.

“Cada vez nos meten más la mano al bolsillo”, dijo Moyano.

BUENOS AIRES/REUTERS

Siga bajando para encontrar más contenido