Por el asesinato de una diputada, suspenden campaña del Brexit

La víctima es Jo Cox, partidaria de la permanencia en la Unión Europea en el referédum del 23 de junio. Dos personas más resultaron heridas. 

Brexit

Las campañas a favor y en contra son el pan de cada día en el Reino Unido.

Bloomberg

Internacional
POR:
afp
junio 16 de 2016 - 04:49 p.m.
2016-06-16

La campaña para que el Reino Unido siga en la Unión Europea suspendió este jueves todos sus actos por el asesinato de la diputada laborista proeuropea Jo Cox, un acto cuyos motivos no trascendieron.

Cox, de 41 años y madre de dos hijos, fue asesinada a tiros en plena calle en Birstall, en su circunscripción de Batley and Spen (norte de Inglaterra), y murió como resultado de sus heridas al poco rato, pese a ser trasladada en helicóptero-ambulancia a un hospital de la ciudad de Leeds.

Cox era partidaria de la permanencia en la Unión Europea en el referéndum del 23 de junio y, según varios medios, su agresor gritó “Britain first!”, “el Reino Unido primero!”, un lema de la ultraderecha británica, un extremo no confirmado por la policía.

Otras dos personas resultaron heridas en el ataque, perpetrado por un hombre de 52 años llamado Tommy Mair.

Tras la noticia de la muerte llovieron los homenajes en el Reino Unido y toda Europa, desde Grecia a Finlandia, Dinamarca o Suecia.

“Es un ataque contra todos aquellos para quienes la democracia importa y que tienen fe en ella”, declaró el secretario de Estado norteamericano, John Kerry.

CASCADA DE ADVERTENCIAS CONTRA EL BREXIT 

Hasta el ataque a Cox, la jornada había estado marcada por la ventaja que los sondeos dan a los partidarios del Brexit, la salida, y por el aluvión de advertencias desaconsejándola.

El Banco de Inglaterra (BoE), el Financial Times, The Economist, Ángela Merkel y el Fondo Monetario Internacional avisaron que la ruptura con Bruselas no beneficiaría ni al Reino Unido ni a la UE.

“No puedo imaginar que esto (la salida) constituya una ventaja” para los británicos, dijo
Merkel, la jefa del gobierno alemán.

El BoE consideró que “si el Reino Unido abandona la UE, la libra esterlina caerá todavía más, quizás pronunciadamente”, añadió.

El Financial Times, referencia del mundo de los negocios, llamó en un editorial a votar por la permanencia en la UE, alegando que no es momento de volver a la mentalidad de “la pequeña Inglaterra”.

“Somos Gran Bretaña. Tenemos una contribución que hacer a un mundo más próspero, más seguro”, sentencia el diario.

El FT acusó a la campaña Brexit de haber sido “superficialmente patriótica, mentirosa en el fondo”, particularmente por tratar de minimizar los costos de la ruptura y de dramatizar los de la permanencia.

“Desde que el Reino Unido ingresó en la Unión Europea en 1973, el Producto Interior Bruto per cápita real ha aumentado más rápido que el de Francia, Alemania e Italia”, apunta.

Por su parte, la revista The Economist dijo que la UE “es un club imperfecto y a ratos enloquecedor. Pero es mucho mejor que la alternativa. Creemos que abandonarlo sería un terrible error”.

Gerry Rice, portavoz del FMI, pronosticó en una conferencia de prensa que el Brexit abriría “un periodo de alta incertidumbre, volatilidad en los mercados y un crecimiento más lento, mientras el Reino Unido negocie su nueva relación con la UE”.

ENCUESTAS Y MERCADOS 

La multiplicación de advertencias no parece haber hecho mella hasta el momento en el avance del Sí al Brexit.

El sondeo mensual de Ipsos-Mori puso por delante por primera vez al campo “leave” (partir) por 53% a 47%, y el del instituto Survation constata una ventaja de 52% a 48%, sin contar en ningún caso a los indecisos.

Con estos, los resultados de cuatro sondeos telefónicos en menos de una semana coinciden en otorgar ventaja al campo del Brexit. De todos modos, avisó Ipsos, un 20% de los encuestados admitieron que podrían cambiar de idea en los próximos siete días, por lo que las espadas siguen en alto.

La incertidumbre tiene en vilo a los mercados. La bolsa de Londres ha perdido unos 300 puntos desde el viernes.

La libra cayó el viernes a 79,94 peniques por un euro, su nivel más bajo en dos meses.

En cambio, el oro, un valor refugio, no ha parado de subir y este jueves alcanzó los 1.313,65 dólares la onza, su precio más alto desde agosto de 2014.

“El sentimiento de aversión al riesgo domina los mercados”, dijo Joe Rundle, de la sociedad de corretaje ETX Capital.