Aumenta la presión mundial para romper secreto bancario

Quieren que el principado de Liechtenstein participe en un sistema de intercambio internacional de datos financieros.

Internacional
POR:
abril 09 de 2013 - 05:33 p.m.
2013-04-09

El príncipe y jefe de Estado, Hans-Adam II,  señaló que “tarde o temprano" se impondrá en toda Europa un sistema internacional de intercambio de datos, tras reunirse con el presidente de Austria, Heinz Fischer. "Creo que el camino va hacia el intercambio automático, la presión es cada vez mayor", añadió, según la agencia austríaca APA.

Liechtenstein forma parte del listado de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) de países que no cumplen los estándares internacionales en transparencia fiscal, también llamada "lista gris de paraísos fiscales".

Hans-Adam II alertó de la necesidad de garantizar que no se produzcan abusos en tal intercambio de información y, en este contexto, recordó la época del Tercer Reich o la de los regímenes comunistas, durante las cuales el dinero depositado en Liechtenstein permitió la huida y salvación de muchas personas.

Por otro lado, comentó que la entidad financiera de su propiedad, el LGT, lleva ya tiempo desarrollando una "estrategia de dinero blanco", dado que, "como banco del jefe de Estado, no es posible seguir permitiendo que se le relacione con dinero negro".

No obstante, dijo que no puede excluir completamente que el LGT sea usado para fraudes fiscales y señaló: "No podemos verificar lo que nos dice el cliente". El debate sobre el secreto bancario se intensificó la semana pasada con las revelaciones de un trabajo del Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación sobre el uso de paraísos fiscales para evadir impuestos.

El canciller austríaco, Werner Faymann, anunció hoy que su país, que cuenta con una larga tradición de secreto bancario, negociará con los socios de la Unión Europea el intercambio de datos para luchar contra la evasión fiscal.

"Negociaremos junto con Luxemburgo", puntualizó el jefe de Gobierno. Hasta ahora, Austria y Luxemburgo han bloqueado desde 2009 un acuerdo europeo sobre el citado intercambio de datos 
bancarios.

EFE