Autos de superlujo han sido inmunes a la recesión económica

Ferrari, Maserati, Lamborghini, Rolls-Royce, Bentley y Aston Martin, tienen récord de ventas.

Archivo Particular

Maserati

Archivo Particular

POR:
septiembre 16 de 2011 - 03:17 a.m.
2011-09-16

El nuevo SUV de Maserati SpA fue uno de los modelos más buscados en el Salón del Automóvil de Fráncfort esta semana y Ferrari SpA prevé ventas récord en tanto los ejecutivos dijeron que los autos de superlujo son inmunes a la recesión.

“Si uno va al stand de Ferrari, no ve a ningún cliente preocupado por la recesión”, señaló el máximo responsable ejecutivo de Fiat Sergio Marchionne en la Exposición Internacional del Automóvil.

“Los últimos clientes de Ferrari que vi en la muestra no estaban llorando”.

Las dos marcas de alta gama de Fiat podrían ayudar a la automotriz de Turín, Italia, a superar una caída en su negocio principal en momentos en que se agrava la crisis crediticia de Europa. Aun sin el SUV Kubang, Maserati apunta a aumentar las entregas casi ocho veces a 45.000 unidades en 2014 al multiplicar sus concesionarias un 150 por ciento en todo el mundo.

El nuevo modelo Aventador de Lamborghini SpA estará agotado durante 18 meses y Rolls-Royce Cars anunció una ampliación de 10 millones de libras (US$15,8 millones) de su planta de Goodwood, Inglaterra.

Ferrari prevé entregar 7.000 vehículos en 2011 gracias a la demanda de su primer auto familiar, el FF de cuatro plazas que cuesta 356.000 dólares y salió al mercado este año.

La filial más rentable de Fiat planea limitar las ventas a 7.000 unidades para mantener la exclusividad.

Ferrari aspira a resultados ‘significativos’ este año luego de que las ganancias antes de intereses e impuestos en el 2010 crecieron 23 por ciento a 302 millones de euros (US$414 millones) con ingresos de 1.920 millones de euros, reveló el presidente Luca Cordero di Montezemolo.

“No estoy preocupado porque tenemos calidad, exclusividad, una marca fuerte y tecnología innovadora”, declaró Montezemolo en una entrevista cuando le preguntaron por el efecto de la desaceleración económica.

El optimismo por las ventas de superlujo contrasta con la inquietud que expresaron las automotrices de volumen con respecto a que el agravamiento de la crisis de deuda en Europa está llevando a los consumidores a restringir sus gastos.

El máximo responsable ejecutivo de PSA Peugeot Citroën Philippe Varin dijo que Europa se enfrenta a una posible recesión, mientras que Ford Motor Co. anunció que las ventas en la región el año próximo sufrirán pocos cambios.

Las ventas de las principales marcas de lujo europeas de alta gama –Maserati, Lamborghini, Ferrari, Bentley, Rolls-Royce y Aston Martin- aumentarán 19 por ciento a 28.090 vehículos este año y otro 13 por ciento en 2012, según el pronóstico del analista de la industria IHS Automotive.

“Los ricos están más ricos y la cantidad de millonarios de los países emergentes está creciendo de modo que la tendencia demográfica es muy positiva” para las automotrices de super-lujo, explicó Erich Hauser, analista automotor de Credit Suisse en Londres. 

Siga bajando para encontrar más contenido