Avanza operación contra armas químicas en Siria

Expertos internacionales iniciarían la próxima semana la inspección de los sitios donde se habrían activado, así como el desmonte de supuestas reservas, estimadas en 1.000 toneladas.

Especialistas de la OIAC y la ONU recorren desde el martes Siria documentando denuncias sobre uso de armas restringidas.

EFE

Especialistas de la OIAC y la ONU recorren desde el martes Siria documentando denuncias sobre uso de armas restringidas.

POR:
octubre 04 de 2013 - 11:43 p.m.
2013-10-04

Los inspectores que supervisan el desmantelamiento del arsenal químico en Siria han hecho progresos alentadores, según la ONU, y la semana próxima podrán comenzar las inspecciones y la destrucción de las reservas, estimadas en más de 1.000 toneladas.

Al mismo tiempo, en una entrevista difundida este viernes, el presidente sirio Bashar al Asad volvió a negar que su ejército hubiera utilizado proyectiles dotados de ojivas químicas el 21 de agosto en las regiones controladas por los rebeldes, cerca de Damasco.

Este ataque, confirmado por los expertos de la ONU, que sin embargo no revelaron a los autores, provocó una amenaza de ofensiva occidental contra el régimen sirio, antes de que un acuerdo ruso-estadounidense desembocara en una resolución de la ONU para dar un marco al desarme del arsenal químico.

La misión conjunta de la Organización para la Prohibición de Armas Químicas (OIAC) y la ONU, que se encuentra en Siria desde el martes pasado, logró sus primeros progresos, y los documentos que le fueron transmitidos el miércoles –cuando se comenzaron a asegurar los sitios involucrados– por el Gobierno sirio parecen prometedores.

El jueves, la ONU señaló que la cooperación de las autoridades, a nivel técnico, ha sido buena, aunque precisó que aún hacen falta análisis complementarios.

ADVERTENCIA A TURQUÍA

Al desmentir de nuevo que sus tropas hubieran llevado a cabo el ataque del 21 de agosto, el presidente al Asad indicó, sin embargo, que las armas se encontraban en manos de las fuerzas especiales y que estas son las únicas que pueden utilizarlas.

“Preparar esas armas es una operación técnica compleja y se requiere un proceso especial para utilizarlas, que exige, a corto plazo, una orden central del Estado mayor de las fuerzas armadas.

Por lo tanto es imposible que hayan sido utilizadas”, dijo el mandatario al canal de televisión turco Halk-TV.

“Turquía lo pagará caro”, añadió en la misma entrevista, en la que criticó enérgicamente a este exaliado que se ha convertido en uno de los principales respaldos de la oposición. “En un futuro próximo, esos terroristas provocarán consecuencias para Turquía.

Y Turquía lo pagará muy caro”, reiteró, al ser interrogado sobre los insurgentes yihadistas afiliados a Al Qaida que avanzaron en los últimos días cerca de la frontera turco- siria.

El acuerdo ruso-estadounidense prevé el desarme químico del país para mediados del 2014 y es la primera vez que una operación de este tipo se hace en un país en guerra.

El conflicto allí ha dejado más de 115.000 muertos desde marzo del 2011 y más de 6 millones de refugiados, que abandonaron sus hogares debido a los combates.

De ellos, unos 60.000 huyeron hacia Iraq, en su mayoría a pie, de acuerdo con la organización humanitaria Médicos sin Fronteras.

Al principio, los yihadistas, bien financiados y armados, habían sido recibidos con los brazos abiertos por los rebeldes sirios, que carecían de medios ante las fuerzas de Damasco. Sin embargo, provocaron la resistencia de una gran parte de la población debido a su interpretación extrema del islam y a sus arbitrarios arrestos, y el movimiento se transformó en una insurrección contra el régimen de Bashar al Asad.

Por su parte, el papa Francisco, en su peregrinación a Asís (centro de Italia), ha tenido a Siria en sus plegarias: “Que cesen los conflictos armados que ensangrientan la tierra en Siria y en Oriente Medio”, dijo ante una multitud cercana a los 100.000 fieles, a la vez que pidió al mundo entero que “escuche el grito de los que sufren a causa de la violencia”.

DENUNCIAN EXPULSIÓN DE REFUGIADOS

Amnistía Internacional (AI) denunció que 36 refugiados sirios fueron deportados ayer de Egipto, y pidió el cese inmediato de esta práctica por parte de las autoridades de ese país.

En un comunicado, la organización señaló que los deportados fueron arrestados en septiembre, cuando intentaban salir en barco de Egipto hacia las costas de Europa, y que muchos de ellos son de origen palestino. Además, de acuerdo con información dada por activistas locales de derechos humanos, estas personas fueron obligadas el jueves en la noche a firmar un documento en el que dan su aprobación para que los devuelvan a territorio sirio.

DAMASCO/AGENCIAS

Siga bajando para encontrar más contenido