Banco Central Europeo no puede rescatar el euro

El futuro del euro no depende del BCE, sostuvo el presidente la institución, Mario Draghi.

Archivo Portafolio.co

Mario Draghi, jefe máximo del Banco Central Europeo.

Archivo Portafolio.co

POR:
diciembre 19 de 2011 - 07:16 p.m.
2011-12-19

 

A aquellos que creen que el BCE debe intervenir más comprando deuda de países amenazados, Draghi responde: eso lo prohíben los tratados.

"El Tratado especifica precisamente que nuestra atribución consiste en garantizar la estabilidad de los precios. El Tratado prohíbe la financiación monetaria", señaló Draghi ante el Europarlamento en Bruselas.

Si el BCE viola el tratado, su ‘credibilidad’ se vería afectada, insistió.

El BCE invirtió durante la última semana un total de 3.361 millones de euros en la adquisición de deuda soberana de los países de la eurozona, frente al mínimo de 635 millones de los siete días anteriores, según anunció la entidad.

En momentos en que Draghi declaraba ante los diputados del Parlamento Europeo, los ministros de la Eurozona debatían en una teleconferencia sus contribuciones al Fondo Monetario Internacional (FMI) para que a su vez la entidad basada en Washington pueda salir al rescate de grandes economías como Italia o España.

 Pocos días antes de que finalice el año, aumentan los llamados a Europa para que reaccione.

"La severidad de la crisis y la dificultad que los europeos tienen para gestionar la crisis creará una onda expansiva a todas las economías del mundo", advirtió desde Nigeria la directora gerente del FMI, Christine Lagarde.

Teóricamente este lunes se cumple el plazo que se dieron los dirigentes europeos para definir sus préstamos bilaterales al FMI, al que la Eurozona acordó en su cumbre del 8 y el 9 de diciembre aportar 150.000 millones de euros (a los que sumarían 50.000 millones de otros países).

La presión contra los europeos va en aumento tras la amenaza de una degradación de la nota de los países de la zona euro, incluso la de los seis países que gozan de la máxima calificación Triple A, entre ellos Alemania y Francia.

En un mercado inquieto, las principales bolsas europeas tuvieron vaivenes a lo largo de la jornada del lunes y la mayoría de ellas, exceptuando Madrid, cerraron en baja. Fráncfort cerró con pérdida de 0,54%, Londres de 0,42%, Lisboa de 0,19%, Milán de 0,16% y París de 0,06%. La única excepción fue la Bolsa de Madrid, que terminó la sesión en alza de 0,6% tras el anuncio de los planes de Rajoy.

Siga bajando para encontrar más contenido