El banco central ruso anuncia apoyo al sistema financiero

Las siete medidas técnicas del banco tienen el objetivo de facilitar el acceso a las divisas extranjeras de y proteger los bancos de posibles pérdidas contables.

La moneda rusa sufrió este martes una devaluación del 20 % y quedó se cotizó a 80 dólares por unidad.

Archivo particular

La moneda rusa sufrió este martes una devaluación del 20 % y quedó se cotizó a 80 dólares por unidad.

Internacional
POR:
diciembre 17 de 2014 - 02:31 a.m.
2014-12-17

Como ya había anunciado el martes el ministro de Economía, el banco central también trabaja con el gobierno para recapitalizar algunas entidades a lo largo de 2015.

El rublo, que ya había ganado valor durante la jornada, aceleró su progresión tras este anuncio.

El martes, el gobierno ya presentó un paquete de medidas de urgencia para asegurar la estabilidad financiera y facilitar el acceso a la liquidez. La caída del rublo podría devaluar parte de los activos de las cuentas de los bancos.

El gran aumento anunciado el martes de la tasa principal de interés del banco central -que pasó de 10,5% a 17%- dificulta los créditos y podría tener graves consecuencias en el sector bancario.

El desplome de la moneda rusa encarece además los créditos en moneda extranjera de las empresas rusas.

Según la vicepresidenta del banco central, Ksenia Yudaeva, la mejora del acceso a las divisas extranjeras responde "a la preocupación de los bancos y de las empresas sobre el rembolso de las deudas exteriores".
PUTIN ENFRENTA LA PEOR CRISIS MONETARIA DESDE LA CAÍDA DE LA URSS

El rublo ruso siguió este martes su derrumbe, ante la mirada atónito de los mercados que comenzaban a medir los alcances de la radical subida de tipos de interés del banco central de Rusia, colocando bajo presión al presidente Vladimir Putin, impotente ante una crisis monetaria que adquiere tintes dramáticos, según AFP.

Tras una caída el lunes del 9,5 %, sin precedentes desde la crisis financiera de 1998, la moneda rusa llegó a perder este martes más de un 20 %, alcanzando un nivel inédito de 100 rublos por euro y 80 por dólar. Más tarde, el rublo se recuperó algo, cotizando a 90 unidades por un euro y 72 por un dólar.

El índice moscovita RTS, denominado principalmente en dólares, perdió un 12 %, quedando en su nivel más bajo desde 2009.

El hundimiento de la divisa rusa –ha caído desde principios de año un 60% ante el dólar– ha provocado un movimiento de pánico entre la población, que cambia rublos devaluados por dólares o euros, a menos de 48 horas de la esperada conferencia de prensa anual del presidente ruso, prevista para el jueves. Todo ello se produce en un contexto de gran tensión política con Occidente debido al rol de Moscú en la crisis ucraniana, y de riesgo para la economía rusa de entrar en recesión. Las duras sanciones económicas occidentales contra Rusia adoptadas desde la anexión de Crimea, y el derrumbe de los precios del petróleo –que genera la mitad de los ingresos del país– son dos de las principales causas de la grave crisis financiera y económica rusa.

“La situación en el país es totalmente inestable. Tenemos miedo” se lamenta Yulia, interrogada frente a un banco de Moscú, donde se ha formado una larga fila.

“Tengo miedo de que volvamos a la situación de los años 90”, añade la mujer, aludiendo la difícil época de caos y desorden que siguió tras el final de la Unión Soviética.

En un intento por contener el descalabro del rublo, el Banco Central ruso anunció en la noche del lunes un aumento drástico de su tasa directriz, que pasó del 10,5 % al 17 %, más del triple respecto a principios de año. Mientras el presidente Putin permanece mudo, el jefe de gobierno Dimitri Medvedev organizó una reunión de ministros del sector económico, donde se definieron medidas para “estabilizar” el rublo, consistentes en favorecer la liquidez y el sector bancario, según explicó el titular de Economía, Alexei Uliukaiev.

Los ministros no hablaron en cambio de la posibilidad de restringir los movimientos de capitales, poniendo techo por ejemplo a las compras de divisas. El mercado temía esta opción extrema ante la caída continua del rublo pese a la subida de tasas del banco central. En la televisión, la presidenta del instituto emisor, Elvira Nabiulina, advirtió que el regreso del rublo a un nivel conforme a los fundamentos de la economía “llevará tiempo”, al señalar que su país tiene que “aprender a vivir en una nueva zona, orientarnos a nuestras propias fuentes de financiación y nuestros propios proyectos”. El lunes, el banco central había advertido de que el hundimiento de los precios del crudo podría generar una contracción de casi el 5 % de la economía rusa en el próximo año. Ahora, “el principal problema es recuperar la confianza de la población, que está convirtiendo cada vez más sus ahorros en dólares” advierten los economistas del banco ruso Alfa. Para la población las consecuencias del derrumbe del rublo son ya muy concretas: la subida de los precios se acerca al 10 % anual y puede dispararse aún más. Los economistas del gabinete londinense Capital Economics advirtieron que la estrategia del banco central ruso de subir los tipos de interés tiene un precio: “un nuevo encarecimiento de los créditos para las familias y las empresas, y un retroceso aún más profundo de la economía real en el 2015”. Con un tipo de interés a 17 %, un crédito inmobiliario rondará ahora en torno al 22%, según cálculo del sitio Lenta.ru, un nivel difícilmente sostenible para los rusos, cuyo poder adquisitivo está ya seriamente mermado por la inflación.

COMENTARIO DE KERRY SOBRE RUSIA SUAVIZA BAJA DEL CRUDO 

Los precios del petróleo tomaron ayer direcciones divergentes, ayudados en Nueva York por un eventual levantamiento rápido de las sanciones occidentales contra Rusia, aunque presionados a la baja por la caída de la producción manufacturera china y otras sombras sobre la economía. El barril de Brent del mar del Norte para entrega en enero cotizaba a 60,01 dólares en el Intercontinental Exchange de Londres, cayendo 1,05 USD respeto al cierre del lunes. Durante la sesión, sobre las 12H00 GMT, llegó a caer a 58,5 dólares, su nivel más bajo desde mayo del 2009. El otro barril de referencia, el ‘light sweet crude’ (WTI), para entrega en enero, se cotizó a la misma hora a 56,31 dólares en el New York Mercantile Exchange (Nymex), en alza de 40 centavos con relación al cierre del lunes. El secretario de Estado estadounidense, John Kerry, apuntó a un posible levantamiento rápido de las sanciones occidentales contra Rusia. que “ha tomado medidas constructivas en los últimos días".

Moscú