Banco central de Suiza debilita su moneda

La entidad afirmó que el fortalecimiento de la moneda era una grave amenaza para la economía y conllevaba un riesgo de deflación.

POR:
septiembre 07 de 2011 - 03:39 a.m.
2011-09-07

 

El Banco Nacional de Suiza (SNB) sacudió ayer a los mercados de divisas al fijar una tasa cambiaria límite para el apreciado franco contra el euro, desalentando a inversores que, nerviosos por el flojo crecimiento global, recurren a la moneda como refugio.

Utilizando uno de los lenguajes más duros de un banco central en la era moderna, el SNB (sus siglas en inglés) dijo que no toleraría más un tipo de cambio por debajo de los 1,20 francos por euro y que defendería el objetivo mediante compras de otras monedas en cantidades ilimitadas.

El anuncio inmediatamente redujo cerca de un ocho por ciento el valor del franco, que se había disparado en un tercio desde el colapso de Lehman Brothers en el 2008 debido a que los inversores lo usaron como un refugio seguro ante la crisis de deuda en la zona euro y la agitación en los mercados bursátiles.

Analistas comentaron que el banco central helvético debería ser capaz de defender la tasa de 1,20, ya que puede imprimir montos ilimitados de francos, pero ese éxito de largo plazo depende de los esfuerzos para abordar los problemas de deuda de la zona euro.

“La actual sobrevaluación masiva del franco plantea una amenaza grave a la economía suiza y conlleva el riesgo de un desarrollo deflacionario”, dijo en un comunicado el banco central suizo.

“El SNB hará cumplir esta tasa mínima con la mayor determinación y está preparado a comprar moneda extranjera en cantidades ilimitadas”, agregó.

La medida fue recibida como un nuevo golpe en la guerra de divisas, mientras se espera que Japón trate de debilitar al yen si la acción de Suiza desvía los flujos en busca de refugio hacia su moneda.

“Dado que los bolsillos del SNB son muy grandes, debería tener éxito en estabilizar el tipo de cambio”, dijo el economista de Commerzbank Ulrike Rondorf.

El SNB, que tiene su revisión trimestral de política monetaria el 15 de septiembre, dijo que incluso a una tasa de 1,20 por euro, el franco todavía era alto y que debería seguir debilitándose en el futuro, “Si el panorama económico y los riesgos deflacionarios lo requieren, se tomarán más medidas”.

ZÚRICH/REUTERS.

Siga bajando para encontrar más contenido