Barack Obama y la presidenta de la Fed hablaron sobre la economía de Estados Unidos

Discutieron sobre las perspectivas de crecimiento, los potenciales
riesgos y su satisfacción con la reforma de Wall Street lanzada en 2010.

Janet Yellen y Barack Obama

La economía estadounidense goza de buena salud, aunque la Fed rebajó sus previsiones económicas nacionales del 2,4 % al 2,2% para 2016 debido a la creciente debilidad global.

Reuters

Internacional
POR:
Portafolio
abril 11 de 2016 - 04:57 p.m.
2016-04-11

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, y la presidenta de la Reserva Federal (Fed), Janet Yellen, se reunieron en la Casa Blanca para conversar sobre la reforma de Wall Street y las perspectivas económicas a largo plazo de la economía estadounidense.

La Casa Blanca informó en un comunicado de la reunión, que se celebró a puerta cerrada y sin presencia de la prensa en el Despacho Oval y que se enmarca dentro del diálogo que el mandatario y la presidenta del banco central mantienen de forma regular sobre el estado de la economía.

"Hablaron sobre las perspectivas a corto y largo plazo del crecimiento, el estado del mercado laboral, la desigualdad y los potenciales riesgos para la economía, tanto en Estados Unidos como a nivel mundial", detalló la Casa Blanca.

En la nota, la oficina presidencial señaló que Obama y Yellen comentaron el "progreso significativo" logrado con la implementación de la ley de reforma de Wall Street, que fue lanzada en 2010 como respuesta a la aguda crisis financiera de 2008 y que ha servido para "fortalecer el sistema financiero y proteger a los consumidores".

El encuentro se produce poco antes de la reunión de primavera de esta semana del Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial (BM), en cuya agenda figura la renovada preocupación sobre la debilidad global, las dudas sobre los emergentes y el debate sobre los paraísos fiscales tras las filtraciones de los papeles de Panamá.

La economía estadounidense goza de buena salud, aunque en la senda del ajuste monetario la Fed ha optado por la cautela y en marzo rebajó sus previsiones económicas nacionales del 2,4 % al 2,2% para 2016 debido a la creciente debilidad global.