Barril de petróleo, por debajo de 100 dólares

El WTI perdió 9,44 dólares por barril ayer en Nueva York debido a desempleo en Estados Unidos.

Archivo Portafolio.co

Bolsa de Valores

Archivo Portafolio.co

POR:
mayo 06 de 2011 - 03:06 a.m.
2011-05-06

 

El petróleo de Texas bajó ayer en un solo día un 8,64 por ciento, lo que supone su mayor descenso en un solo día desde hace más de dos años, lo que lo llevó a cerrar a menos de 100 dólares por barril, una cota sobre la que había logrado aferrarse durante casi dos meses. 

Al cierre de la sesión regular en la Bolsa Mercantil de Nueva York, los contratos de futuros del Petróleo WTI con más próximo vencimiento (en junio) restaron 9,44 dólares a la cotización a la que acabaron el miércoles, para cerrar así a 99,8 dólares por barril. 

Así, el crudo de Texas perdió el simbólico nivel de los 100 dólares, que había recuperado el pasado 17 de marzo, cuando en un sólo día subió desde los 97,98 dólares de la sesión previa hasta los 101,42 dólares por barril. 

Los analistas coincidían en apuntar que si se mide por el cambio en dólares, la caída de hoy supone la mayor registrada por los contratos de futuros negociados del crudo de Texas en la bolsa de Nueva York en la historia reciente. 

Esta variante del ‘oro negro’ ha perdido en sólo cuatro días poco más de 14 dólares. El desplome de ayer se produjo después de que el Departamento de Trabajo de Estados Unidos anunciara que la cifra semanal de solicitudes del subsidio por desempleo en este país aumentó en 43.000 y se situó la semana pasada en 474.000, el nivel más alto en los últimos 9 meses.

Así mismo, el dólar se ganaba terreno ante otras divisas, principalmente ante el euro. 

Esas dos noticias dejaron las expectativas muy bajas sobre los datos de empleo que difundirá mañana el Departamento de Trabajo de Estados Unidos y hacía temer a los operadores e inversionistas que la recuperación económica de la primera potencia mundial -el mayor consumidor energético del mundo junto a China- no sea tan robusta como lo esperado.

NUEVA YORK/EFE.  

Siga bajando para encontrar más contenido